Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    26º
  • REU
    26º
  • CAM
    26º
  • TOR
    26º
  • VEN
    26º

A la conquista de Hollywood

La tarraconense Júlia Creus recibe el galardón a mejor actriz del concurso internacional de cortos ?48 FILM Project?. El premio le permitirá rodar una película en la meca del cine

Noche de perros. Avería de coche. Casa en medio de la nada. Una joven desencantada de la vida como única habitante. De repente, un hombre misterioso. Se desata un juego de incitaciones. En una caja aguarda el secreto...; y hasta aquí puedo leer, tal y como decía la popular coletilla del mítico concurso televisivo ochentero. La protagonista de la historia es la tarraconense Júlia Creus y su interpretación en el cortometraje In the box, del vallense Albert Dalmau, le ha valido ni más ni menos que el galardón a mejor actriz en el festival internacional 48 FILM Project. La distinción, que se entregará a finales de febrero en Sunset Boulevard, supone además la participación en una película que llevarán a cabo todos los premiados de la cita y para cuyo proyecto dispondrán de una cantidad de 48.000 dólares. «Me hace mucha ilusión. Es una pequeña puerta para conocer la industria de allí. Personalmente me gusta mucho trabajar en inglés», confiesa Júlia. Apenas tiene 21 años y ya atesora un amplio palmarés, una carrera dilatada y tablas de sobras sobre los escenarios. Del último reconocimiento, el primero importante a nivel individual, se enteró por whatsapp, «estaba dormida y fue una gran sorpresa». Desde entonces no han cesado las felicitaciones, aunque Júlia reparte juego con el equipo, «el texto era un bombón y el trabajo de mi compañero de reparto (se refiere a Isaac Bonilla), muy bueno», no en vano el corto ha logrado colarse en la sección oficial del certamen. Rodado en blanco y negro, las reglas del festival exigen «que todo esté montado en 48 horas. Ellos te dan un objeto y una frase y tú pones el género. En nuestro caso nos decantamos por el cine negro».

Apasionada de la interpretación desde niña, «siempre he sido muy teatrera, llegué a ver Pocahontas más de 50 veces», Júlia comenzó su polifacética andadura en la gimnasia rítmica, «era muy inquieta y necesitaba algo más que el cole. La gimnasia me dio disciplina». A los quince años inició en Barcelona su primer curso para convertirse en actriz, «aprendí mucho y me permitió entrar en contacto con la gente del mundillo». De allí nacieron sus primeros proyectos y desde entonces no ha dejado de trabajar: en series como Ventdelplà, en películas como Tres bodas de más o Los últimos días, en teatro, como especialista, aprovechando las cualidades físicas que le brindó su formación en gimnasia, o incluso cantando, como en el musical Boig per tu, «para mí lo importante es la expresión corporal. El canal utilizado me es indiferente». Con la ilusión intacta y una pasión infinita, Júlia selecciona cuidadosamente cada paso, «poco a poco, con mucha constancia, vas logrando retos que no habrías imaginado». Trabajar con Quim Gutiérrez o Inma Cuesta «fue un sueño», pero no pierde el mundo de vista, «aquí la suerte es importante pero estar bien asesorada es crucial». En eso han jugado un papel decisivo sus padres, Joan y Àngels. Con una serie por estrenar, una obra de teatro en la agenda y el rodaje de una película en ciernes, éste tiene pinta de convertirse en el año de Júlia.

comments powered by Disqus