Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«La presión de los alcaldes no tendría que ser para el desmantelamiento»

Cinco entidades realizan una jornada en la que defienden que se apueste por el tranvía. Aseguran que retirar las vías sería un error

Cristina Sierra

Whatsapp
Momentos previos al inicio del acto, que tuvo lugar ayer por la tarde en el Centre Cívic les Basses de Cambrils. FOTO: Cristina Sierra

Momentos previos al inicio del acto, que tuvo lugar ayer por la tarde en el Centre Cívic les Basses de Cambrils. FOTO: Cristina Sierra

El desmantelamiento de la vía del tren de Cambrils preocupa a una parte de los vecinos que no quieren que se retire esta vía de transporte del centro del municipio. Por ello, la Assemblea de Cambrils organizó ayer por la tarde un debate con representantes de la Plataforma Defensa del Ferrocarril, Associació Promoció Transport Públic, PTP, CCOO, UGT y Ecologistes en Acció que mostraron su apoyo a mantener la vía para que se haga un tranvía.

«La idea es ofrecer otro punto de vista de que la solución no es el desmantelamiento y se tiene que potenciar el fomento del trasporte público con un tranvía que conectaría las diferentes poblaciones de la Costa Daurada», apuntó Ivan Sanz, portavoz de AdC, que aseguró que si se apostara por esta transformación de la estructura no supondría una barrera arquitectónica como lo es la actual.

«La actitud incomprensible de los alcaldes ha hecho que paren el proyecto»

Según explicaron los representantes en el acto, que tuvo lugar en el Centre Cívic Les Basses, si se apuesta por prescindir de la vía actual de tren, esta pérdida afectaría a más de 233.000 personas que cogen anualmente el tren en Cambrils. Daniel Pi, de PTP, afirmó que no les gusta el sistema actual y que es «evidente» que tiene que desaparecer pero para «transformarse en un servicio de transporte público». 

El representante puso de modelo a Alicante, que tiene un tranvía que conecta con varias poblaciones. «Lo más caro es la transformación urbanística y se tiene que hacer con tranvía o sin. La diferencia es que si se apuesta por el servicio la Generalitat participará con dinero», manifestó el ex diputado de ICV.

Críticas a los alcaldes

Pi arremetió contra los alcaldes de Cambrils y Salou, Camí Mendoza y Pere Granados, respectivamente, asegurando que no entiende su postura. «La Generalitat tenía mucho interés en ofrecer este servicio pero la actitud incomprensible de los ediles ha hecho que paren el proyecto. La presión de los alcaldes no tendría que ir para el desmantelamiento sino que la Generalitat tendría que coger las riendas para cambiar los vehículos y hacer un proyecto constructivo», explicó. 

El exdiputado defendió que un sistema de transporte con trenes más ligeros sería una gran ventaja para Cambrils y Salou, ya que podría tener diferentes paradas en los municipios, una medida que facilitaría los viajes de los residentes y, sobre todo, de los visitantes. «Los turistas están acostumbrados a moverse por esta zona y tener esta infraestructura sería un elemento de competitividad», afirmó. Además, con el tranvía se retirarían los pasos a nivel y se colocarían unos semáforos, un sistema sin barreras que mejoraría la calidad del servicio, remarcaron.

Temas

Comentarios

Lea También