;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    24º
  • REU
    24º
  • CAM
    24º
  • TOR
    24º
  • VEN
    24º

CF Reus

El Reus no ve imposibles

Los rojinegros suman tres puntos vitales en Tenerife y acaban con 14 meses sin derrotas de los chicharreros en el Heliodoro Rodríguez. El gol de Máyor en el primer tiempo, decide

Publicado: 13:36 - 19/03/2017


El carácter aventurero del Reus conmueve. No ve imposibles. Es un conquistador romántico, como más gigante resulta el desafío más cree. Su libreto de conducta reivindica la alegría y apaga el desencanto . El Reus no sería lo que es sin esa rebeldía solidaria en un mundo inundado de egos insoportables. Véase el segundo tiempo en el Heliodoro para entender el significado del ‘luchar como hermanos’. Cuando la fatiga borra la lucidez, unión en la trinchera.

Antes, el equipo versionó el Hey Jude de los Beatles cuando apenas se había consumido el cuarto de hora. Madrugó el Reus para el arte, porque lo suyo no es un grito bocazas. El Reus susurra en voz baja para generar alimento. Todo se gestó en los pies de Pichu, que enseñó su lado más imperial en la isla. El central cedió desde la cueva a Benito, que preparaba su avioneta para volar. Benito se apoyó en Miramón y la sinfonía alcanzó el estribillo. El 47 de pie de Folch cogió el mando para convertirse en avituallamiento fundamental. El capitán analizó el paisaje y tomó una decisión sencilla. O eso parece siempre cuando el fútbol se arropa en él. Folch descargó de nuevo en la derecha, con Benito desplegado y la frente arriba. Por eso decidió como un cirujano. Filtró a la espalda de los guardianes del Tenerife un servicio maravilloso. El movimiento inteligente de Máyor ayudó. Éste acabó con destreza. El toque huyó de la violencia. Fue gol.

La ventaja encumbró una puesta en escena repleta de personalidad del Reus, que precisó domar la energía extrema de un Tenerife lanzado, absolutamente desbocado. Su trayecto avala cualquier halago. El salón de casa se mantenía virgen de derrotas en los últimos 14 meses. Un bucle soñado.

Natxo había creído en un once más simétrico, con Ricardo instalado en la banda derecha y Guzzo en la izquierda. Migue recibía premio de su jefe en el lateral zurdo. Es decir, un 4-4-2 en toda regla. La respuesta táctica fue asombrosa. Nadie se escaqueó de las obligaciones grupales. El Tenerife ni amenazó.

Máyor pudo repetir en un centro de Migue desde el fondo, en uno de sus periplos interminables en la otra orilla. El delantero no pudo interpretar con adelanto la salida de Dani, el arquero del Tenerife. Los hinchas le pedían alma a su equipo, estancado en un ritmo previsible o más bien atrapado en la telaraña que había trazado el Reus. Por acoso y derribo y por Cámara, el Tenerife se acercó al gol. Hasta que el palo evitó el empate, con Badia a lo gato obrando el milagro. Besó la madera el portero del Reus. Recibió de ella un mensaje clarito. ‘Ya no te ayudo más’.

La inocencia de Guzzo impidió que el Reus acabara con el partido con antelación. Benito, colosal por su autopista diestra, le cedió la gloria cuando los chicharreros intercambiaban lamentos todavía a medio café, en la cantina del estadio. Guzzo tembló al verse solo ante Dani. Quizás ni siquiera se percató. El remate fue tierno como su juventud adolescente. Guzzo se postuló de nuevo en el escaparte segundos después. Máyor le hizo la faena de intendencia. Robó en tres cuartos de cancha y se la mandó a la carrera. Cuando el portugués iba a definir sintió dolor en el suelo. Dentro de la grande. Levantó los brazos pero el juez entonó el ‘sigan, sigan’.

El Reus fiaba su suerte a ese espíritu de ejército italiano en los minutos de la agonía. Si el mundo va contra nosotros, nos unimos y vamos contra él. En el refugio rozó la perfección. Cero errores. Todo lo creó el Tenerife va en su haber. Obligó a Badia a ser Supermán en el día del padre. Suso remató desde el área chica liberado. Los pies del portero evitaron males superiores y sacaron sonrisas a todos los niños que disfrutan de su héroe en casa. Y incluso a los que lo han perdido antes de tiempo y siguen preguntándose el porqué.

 

ETIQUETAS: CF Reus


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE DEPORTES