Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gordillo: "Tenemos que estar juntos y unidos"

El técnico del Nàstic admite que el choque ante el Alcorcón tendrá un elevado componente emocional por la muerte del delegado Jose María Grau

Jaume Aparicio

Whatsapp
José Antonio Gordillo, entrenador del Nàstic, en rueda de prensa en el Nou Estadi. Foto: JAL

José Antonio Gordillo, entrenador del Nàstic, en rueda de prensa en el Nou Estadi. Foto: JAL

El panorama en Can Nàstic es desolador. La semana ha sido muy difícil. De las más complicadas de los últimos año. El fallecimiento del delegado del primer equipo, Jose María Grau, cogió a todos desprevenidos. “Ha sido un palo duro”, ha admitido José Antonio Gordillo, entrenador del Nàstic, en la rueda de prensa previa al encuentro del domingo (18.00 h) ante el Alcorcón.

El preparador andaluz era un miembro destacado de la plantilla grana cuando Grau se convirtió en delegado hace 18 años. El jueves le despedía como máximo responsable del equipo junto con el resto de la familia nastiquera, recogiendo ese “legado de valores que debemos mantener para que siga entre nosotros”.

El vestuario está tocado y gestionar ese dolor no es nada fácil. “En el colegio de entrenadores no hay ninguna asignatura que te prepare para algo así”, ha asegurado el preparador de Morón de la Frontera. El único camino es "estar juntos y unidos para sacar fuerzas y dar un paso al frente”.

El encuentro ante el Alcorcón será diferente. Un partido que se jugará con un importante contenido emocional. Gordillo ha admitido que “a nivel personal se jugará más con el sentimiento, porque no lo tendré a mi lado”.

Tampoco en el aspecto deportivo y de preparación del choque ante el equipo madrileño ha sido sencillo. Parece que todo juega en contra del equipo. La enfermería en lugar de vaciarse cada vez tiene más ocupantes. “Tengo la sensación de que hay muchos lesionados y siempre tengo que ir trampeando”, se lamentaba el entrenador grana.

Iván López es el último de los futbolistas que pierde Gordillo para varios meses. El jugador fue intervenido el jueves por la noche para reparar una de las suturas que se le realizaron en el menisco cuando le operaron hace un año de la rotura del ligamento y que no estaba realizando bien su función, provocando dolor y molestias al futbolista.

El técnico sevillano ha asegurado que desconoce cuanto tiempo estará de baja, igual que tampoco sabe cuándo podrá contar con Raúl Albentosa, Ramiro Guerra y César Arzo, éste último de largo recorrido también, revelaba el técnico. Sus palabras manifestaban su descontento con el cuerpo médico del club. Una guerra interna que ya no se puede ocultar.

Gordillo descartó utilizar la baja de larga duración con un fichaje. “Es difícil encontrar un futbolista para jugar de inmediato. Si no está jugando tampoco tendrá ritmo de competición”.

Por si no fuera poco, el césped del Nou Estadi no llega en sus mejores condiciones. “No está tupido y todavía no lo hemos podido pisar”, explicaba Gordillo.

Nada más que problemas para recibir a uno de los equipos sorpresa de la competición. Un Alcorcón que como destacó el técnico del Nàstic “ha entrado en el campeonato con buenos resultados y eso ha ayudado a esa solvencia con la que parece que resuelven los partidos”. El preparador andaluz destacó la velocidad de su ataque y la consistencia de una defensa que “encaja pocos goles”.

Temas

Comentarios

Lea También