Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hasta 12 jugadores del CF Reus podrían marcharse

Las negociaciones con el inversor árabe no avanzan y ya no hay margen de tiempo. Hasta 12 fichas del primer equipo pueden desvincularse del club este mes de diciembre. El día 10 se cumplen los tres meses de impagos y los jugadores ya han iniciado el proceso de demanda a través la AFE. El club tendría diez días hábiles más para solucionar la deuda

Marc Libiano

Whatsapp

Día 5 de diciembre, el dinero no ha llegado. Joan Oliver, el máximo accionista del CF Reus, había marcado este día como límite para que futbolistas, cuerpo técnico y empleados cobraran las dos nóminas que se les adeuda. El 10 de este mes se cumplirán tres y las demandas de los futbolistas empezarán a tomar forma. La mañana en el Estadi se ha llenado de resignación. Nadie entendía cómo esos plazos que el mismo Oliver marcó no se han cumplido. Sencillo. Las negociaciones con el inversor árabe, el plan A de Oliver, no se han cerrado. De hecho parecen estancadas. No avanzan. El tiempo no admite más demoras. 

Los futbolistas conviven constantemente con el desencanto. Cada vez la motivación para seguir en el Reus se hace más pequeña. Hoy se encuentra bajo mínimos. En el argot futbolística se podría llamar el tiempo de descuento. Este mediodía, en el vestuario, ha mantenido una reunión con los emisarios de la Asociación de Futbolistas Españoles para iniciar los trámites de demanda al club a partir de las 3 meses de deuda. Según el convenio colectivo con LaLiga, hasta 12 fichas del primer equipo que ahora mismo tiene disponibles el Reus pueden salir en el mercado de invierno. Ahora mismo, el Reus tiene 16 fichas hábiles, más tres (Tito, Vítor y Yoda) sin tramitar. A partir del 10 de diciembre, el club dispondrá de diez días más para solventar la deuda, sino puede perder a sus piezas más codiciadas. Diego Rivas, Jesús Barbadilla y Gonzalo de Medinilla se han personado en el Estadi como representantes de la AFE.

Joan Oliver no ha acudido esta mañana a las instalaciones del Estadi porque, según el mismo propietario, se encontraba en Barcelona negociando la venta del club. Según ha podido saber el Diari, las conversaciones con el inversor árabe no avanzan y, de momento, no se ha consumado ningún entendimiento. Oliver agota todos los plazos para intentar salvar una situación que nadie entiende. Incluso, la poca información que hay en el club sobre la operación impide conocer si el propietario maneja alternativas si su prioridad no acaba fructificando.

Los futbolistas y el cuerpo técnico han regresado al trabajo esta mañana con el ánimo contrariado y en un ambiente nada ideal para centrarse en la cita del domingo ante el líder, el Alcorcón. Esa cita deja de ser lo más importante teniendo en cuenta que el club no ha cumplido, hasta el momento, con lo prometido. 

Temas

Comentarios

Lea También