Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes NATACIÓN

La nadadora milagro: del oro en Tarragona al Europeo tras superar un cáncer

Catalina Corró, que ganó los 400 estilos de los Juegos Mediterráneos y ha brillado en el estatal, ha sido finalmente seleccionada para la cita continental

Francesc Joan

Whatsapp
Catalina Corró, con su oro en la piscina del anillo mediterráneo de Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Catalina Corró, con su oro en la piscina del anillo mediterráneo de Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Catalina Corró escribió en los Juegos Mediterráneos de Tarragona una de las historias que perdurarán para siempre en el recuerdo de los aficionados y de la piscina de 50 metros del anillo de Campclar. Su victoria en los 400 metros estilos, con récord de la competición incluido (4.39.42 minutos), destapó la historia de una nadadora todo coraje. La de una chica de 23 años (Inca, 1995) que tan sólo 15 meses antes había pasado por el quirófano para que le extirparan un tumor cerebral.

Fue en marzo de 2017 cuando los mareos y ataques de epilepsia que empezó a sufrir en la piscina la llevaron al especialista. Quince días después era intervenida de urgencia. Un tumor de cuatro centímetros oprimía su cerebro. La operación resultó un éxito, pero los doctores le advirtieron de que iba a estar un año sin tocar la piscina.  

Al cabo de cuatro meses sin embargo ya estaba en el agua –sólo para mantener el contacto- y a partir de los diez ya estaba entrenando, siempre bajo control médico. Su voluntad de hierro para intentar ser la de antes le daba la energía suficiente para mirar sólo adelante. Auténtica terapia.

Catalina no sólo ha conseguido su propósito, sino que a cada día que pasa se supera a sí misma. Su última demostración ha sido en el reciente Campeonato de España de Sevilla, donde se ha colgado dos oros, de nuevo en los 400 estilos -esta vez con un crono de 4:38:16 que supuso la novena mejor marca europea del año- y también en los 800 libre; además de una plata en los 200 estilos y un bronce en los 200 mariposa, mejorando también su propia marca con 2:13.90. 

Su exhibición en los Juegos Mediterráneos y en el Campeonato de España le ha valido ahora una plaza para el Europeo, certamen para el que en principio no figuraba en la convocatoria puesto que en el Open Primavera que determinó los seleccionados y supuso su reaparición, en abril en Málaga, no estaba aún en plena forma. 

El premio, la convocatoria
Sin embargo la Federación Española de Natación ha valorado su grandísima progresión, como no podía ser de otra forma, y ha decidido incluir a Corró para la cita continental, que tendrá lugar en Glasgow del 3 al 12 de agosto.

Allí será una de las principales bazas del equipo español, que tendrá la baja de consideración de Mireia Belmonte, afectada por problemas de vértigos. Fue precisamente en los Juegos Mediterráneos de Tarragona donde trascendieron los contratiempos de la badalonesa, vigente campeona olímpica de los 20 mariposa. Pese a que no estuvo a su mejor nivel Belmonte se llevó un botín de dos oros y dos platas –tuvo que renunciar a los dos relevos- que la convirtieron en la reina de la competición.

 

Temas

Comentarios

Lea También