Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pablo Insua, objetivo del Nàstic en el mercado de invierno

El central apenas está contando para el técnico del Huesca Francisco Rodríguez. Operación complicada porque está cedido por el Schalke

Jaume Aparicio

Whatsapp
El futbolista gallego estuvo dos años cedido en el Leganés por el Deportivo. FOTO: la voz de galicia

El futbolista gallego estuvo dos años cedido en el Leganés por el Deportivo. FOTO: la voz de galicia

El mercado de invierno se acerca y el Gimnàstic no quiere caer en los mismos errores que en verano, cuando se arrancó a realizar operaciones tarde. El club grana empieza a sondear refuerzos a la espera de poder sumar más puntos en los tres encuentros que quedan para finalizar el año 2018.

Antonio Prieto ha asumido las riendas de las negociaciones, dejando a Arnal Llibert, que de momento sigue siendo el director deportivo del Nàstic, apartado. Entre Prieto, el técnico Enrique Martín y el resto de la comisión deportiva grana llevan semanas tratando de cerrar algunas operaciones cuanto antes.

Después de ver cómo Akapo ha empezado a tener minutos y sus posibilidades de salir del Huesca disminuyen, el Nàstic se ha centrado en otro futbolista oscense, Pablo Insua. El central gallego apenas ha tenido minutos en Primera División. Ni Leo Franco ni Francisco han confiado mucho en el futbolista de 25 años. Sus únicas apariciones han sido 24 minutos en el partido frente al Alavés de la jornada 12 y los 90 que tuvo en el partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey frente al Athletic Club. Un partido en que no le acompañó la fortuna. Insua anotó, en propia puerta, el 2-0 para los vizcainos.

La operación es algo compleja. El Nàstic no es el único equipo interesado y además se da la circunstancia de que el futbolista está cedido al club aragonés por el Schalke 04 alemán.

Pablo Insua firmó por el club de Gelsenkirchen en junio del 2017. Los del Ruhr se hicieron con los servicios del canterano del Deportivo a cambio de algo más de tres millones de euros.

Su estancia en la Bundesliga estuvo marcada por una pericarditis que le hizo perder ocho kilos y estar unos ocho meses alejado de los terrenos de juego.

El pasado verano el futbolista de Arzúa, que según Transfermarkt tiene un valor de dos millones de euros, fue cedido al Huesca. Donde no ha encontrado su sitio.

Pablo Insua ha convivido con las cesiones. Tras alcanzar el primer equipo del Deportivo en la temporada 2012-13, debutó ante el Athletic Club en San Mamés en la jornada 13 de Primera División con 19 años, el gallego estuvo dos cursos afincado en el vestuario de Riazor. Fue vital en aquel equipo que ascendió un año después a Primera. En total jugó 62 partidos con la camiseta blanquiazul, entre Liga y Copa, hasta que en la 2015-16 fue cedido al Leganés. Con el club pepinero logró su segundo ascenso a Primera División (2015-16), también siendo un hombre vital en la defensa para Asier Garitano.

Dos años en Leganés que le valieron el pase al Schalke 04.

El club prioriza la defensa como la línea que más necesitada está, después de haber reforzado el medio del campo con Imanol García. Pablo Insua ofrecería esa experiencia que le ha faltado el equipo a la hora de encajar los golpes del rival y afrontarlos con una mentalidad ganadora. Todo lo contrario que hicieron en Soria, donde se dejaron ir tras el 2-0 y perdieron 3-0.

Temas

Comentarios

Lea También