Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Degustando ostras con Jordi Roca

El reconocido repostero visita Musclarium, en la Ràpita, para descubrir las mejilloneras

Marina Pallás

Whatsapp
El menor de los Roca ayer por la tarde junto a Albert Grasa, de Musclarium, en la bahía dels Alfacs. Foto: Joan Revillas

El menor de los Roca ayer por la tarde junto a Albert Grasa, de Musclarium, en la bahía dels Alfacs. Foto: Joan Revillas

Es probablemente lo más parecido a un paraíso: el mar, el silencio, la lejanía de la costa y su humanidad, y un rincón tranquilo y flotante en medio de la bahía, donde degustar los mejillones y las ostras en el mismo sitio donde crecen. Este sitio es Musclarium, en la Badia dels Alfacs, en la Ràpita, y ayer por la tarde, el reconocido repostero Jordi Roca descubrió lo privilegiado de este trozo de tierra y mar tan especial llamado Delta de l’Ebre y sus productos más preciados.

El año 2013 BBVA inició una serie de giras internacionales con los hermanos Roca que permitió trasladar el Celler de Can Roca en diferentes países del mundo. Consistían en una primera fase de prospección de ingredientes desconocidos para ellos y muy destacados en los países que se visitaban. En una segunda, con aquellos ingredientes trasladaban todo el equipo del Celler y hacían un menú homenaje y elegían los becarios que a posteriori se formarían en el Celler. 

Tras recorrer medio mundo, el proyecto de BBVA y El Celler de Can Roca ha llegado a las distintas comunidades autónomas de España, y este mes a Cataluña, en colaboración con la Escuela Universitaria de Hotelería y Turismo CETT (UB). Los hermanos Roca escogieron la demarcación de Tarragona por ser quizá la que menos habían explorado y donde podrían encontrar más inspiración. 

Así, ayer Jordi Roca conoció por primera vez las mejilloneras de la Badia dels Alfacs. Tras un breve paseo en lancha (solo se puede acceder a las mejilloneras en barca), el propietario de Musclarium, Albert Grasa, le explicó el proceso de crecimiento de las ostras y mejilloneras y afirmó que éste será un buen año por la gran riada de esta primavera. Grasa también le trasladó la problemática de la grave regresión del Delta de l’Ebre.

Una experiencia gastronómica
A continuación el benjamín de los Roca degustó en medio de ese privilegiado rincón de paz las ostras y los mejillones que crecen bajo la musclera, donde también se puede comer y darse un chapuzón. «Proponemos una experiencia», explicaba Grasa. «Que la gente venga al origen de los mejillones igual que alguien va a catar vino entre los viñedos. Se trata de aprovechar los recursos naturales que tenemos, pero debemos ofrecer siempre calidad y no cantidad».

Tras degustar los frutos del mar, Jordi Roca declaró al Diari la necesidad de preservar y proteger un lugar tan único como las mejilloneras y el Delta de l’Ebre. «Soy el único de mis hermanos que no conocía este sitio. Me ha parecido un lugar con un nivel de eficiencia de recursos y de conservación muy sostenible y estudiado, no solo de España sino de toda Europa», afirmó. «Tenemos el privilegio de tenerlo cerca y debemos preservarlo, potenciarlo y sentirnos orgullosos de él».

Roca avanzó que es posible que el menú que se presentará el día 4 de junio pueda incluir los productos catados ayer en el Delta de l’Ebre. «Pero antes debemos reflexionarlo mucho. Será un menú de contrastes, con productos gastronómicos del Pirineo catalán también».
Hoy Jordi Roca descubrirá así mismo la pesca de la paupa y el arroz del Delta.

Un homenaje a los productos del lugar

Tras recorrer medio mundo, el proyecto de BBVA y El Celler de Can Roca ha regresado a España para visitar siete comunidades autónomas. Ahora es el turno de Catalunya y próximamente Canarias. En todas ellas los reconocidos chefs crean junto con estudiantes de hostelería de todo el país un menú pensado para rendir homenaje a los productos de la zona, utilizando a proveedores locales y reinterpretando de una manera vanguardista la tradición culinaria del país.

Así, los aspirantes a las Becas BBVA trabajan mano a mano durante toda la preparación del menú con el equipo del Celler. Tras esto, tres de ellos serán los que obtengan una beca de formación de cuatro meses en el restaurante. El menú de Catalunya será de contrastes, con los productos de la demarcación de Tarragona que está conociendo ahora Jordi Roca y otros del Pirineo.

Temas

Comentarios

Lea También