Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"La inversión de Dow en Tarragona nunca se ha detenido: la sensación es muy buena"

Entrevista a Javier Constante, vicepresidente comercial del negocio de Plásticos Especiales y Embalaje de Dow Chemical en Europa, Oriente Medio, África e India

Rafael Servent

Whatsapp
Javier Constante, en las instalaciones de Dow Chemical en La Canonja. Foto: Pere Ferré

Javier Constante, en las instalaciones de Dow Chemical en La Canonja. Foto: Pere Ferré

Javier Constante es vicepresidente comercial del negocio de Plásticos Especiales y Embalaje de Dow Europa, Oriente Medio, África e India de Dow Chemical. Estuvo recientemente en La Canonja, donde Dow Chemical cuenta con parte de sus instalaciones en el polo petroquímico de Tarragona, para impartir una ponencia en el marco de la 40 edición del Premi Dow, que reconoce el mérito académico y profesional del alumno más destacado en el último curso de la ETSEQ de la URV. Desde su incorporación a Dow en 1989 en Buenos Aires, Constante ha ocupado diversas posiciones de liderazgo en esta multinacional química estadounidense, hasta acceder a su actual cargo en 2011.

¿Qué lugar ocupan los plásticos en nuestra sociedad?
Los plásticos son fundamentales para la vida de este siglo. Nos permiten hacer cosas que van desde transportar alimentos o bienes de manera segura hasta preservarlos frescos. Incluso en el caso de artículos medicinales destinados a la cirugía te permiten proteger su esterilidad. Con lo cual son productos vitales sin los cuales no podemos vivir.

¿Qué futuro les augura?
En ese contexto, los plásticos crecen en su consumo una vez y media el crecimiento económico de la sociedad. Si consideramos un crecimiento promedio estimado globalmente de un 3% de la economía, el consumo de los plásticos va a crecer entre un 4,3% y un 4,5% anual en los próximos años. Eso hace que ésta sea una industria que crece y que tiene un brillante futuro.

¿Hay un punto álgido para la era de los plásticos a partir del cual su uso va a empezar a declinar?
Hoy por hoy no podemos visualizar un momento en que esa situación ocurra. Lo que sí puedo decirle es que los plásticos que usamos hoy no son los que usábamos hace veinte años. Y además de no ser los mismos, las estructuras que se hacen con plásticos hoy se han ido optimizando. Con lo cual obtienes un mejor rendimiento con un menor consumo de plástico.

"Los plásticos generan una emoción en la gente que hoy no es positiva"

Los plásticos tienen mala fama. ¿Hasta dónde es merecida?
Los plásticos, es cierto, generan una emoción en la gente que en este momento no es positiva. ¿Por qué? Porque muchas veces los vemos acumulados en montañas de residuos o flotando en los ríos y en los mares. Pero los plásticos no llegaron por sí solos a ese sitio, sino porque no hubo una correcta disposición de los residuos. En ese campo, Dow está trabajando para encontrar soluciones a lo que se llama el final de la vida útil de los plásticos.

¿Qué soluciones?
Están basadas en varios componentes. Una es que haya cero plásticos que se usen en los rellenos sanitarios. Una segunda, que se estimule una recogida selectiva de residuos para poder segregar los plásticos y ser reutilizados. En tercer lugar, que cuando se diseñan artículos con plásticos, en nuestro caso para packaging, estos artículos se diseñen de una manera sostenible, que permita que sean reciclados. Y, en caso de que ese diseño no permita ser reciclado, en cuarto lugar defendemos que haya un reciclado químico para ser reintegrado a la cadena productiva.

"Ninguna empresa puede subsistir en el siglo XXI sin unos objetivos claros de sostenibilidad"

¿Todo esto no es ‘Green Washing’? Es decir, ¿un ‘lavado verde’ de imagen...?
Como miembro de Plastics Europe, Dow ha firmado el compromiso de que, en 2030, el 65% de nuestros plásticos para packaging tienen que ser reciclados o reutilizados, y en el 2040 el 100%. Pero eso no es ‘Green Washing’. Ninguna empresa puede subsistir en el siglo XXI si no tiene objetivos claros de sostenibilidad, y somos fervientes convencidos del valor de la Economía Circular, con lo cual la huella que dejas en el mundo después de operar es nula. No es Green Washing, sino que es una obligación.

¿Hay motivaciones económicas para abrazar la Economía Circular?
Obviamente tiene una fundamentación económica. Si tú no tienes un objetivo claro de aplicar todos los conceptos de Economía Circular en tu operación, la sociedad en un futuro no te va a permitir operar, y eso es correcto. No es que vayas a hacer más dinero, sino que no va a haber negocio para aquél que no se comprometa en hacer su actividad comercial, industrial, profesional, sin dejar una huella en el medio ambiente en el que opera.

"Tarragona es para nosotros un polo petroquímico muy importante, que ha hecho tremendos cambios para mantener muy alta su competitividad en la industria"

¿Cómo avanza la fusión DowDuPont?
Ya se han anunciado las tres nuevas compañías en las cuales se separará esta unión de empresas, y la parte de Packaging & Speciality Plastics supondrán más del 50% de los ingresos de la nueva Dow. Se ha anunciado ya el nuevo CEO de la futura Dow, una vez hagamos la separación, que es Jim Fitterling, y estamos en el proceso de anunciar los distintos niveles organizativos. La primera empresa que hará la separación, en abril del año próximo, se espera que sea la nueva Dow, y creo que vamos bastante bien encaminados en cuanto a tiempo y cuestiones organizativas.

¿Cómo queda Tarragona en todo esto?
El 90% de la operación de Tarragona es lo que llaman el negocio de Packaging & Speciality Plastics, y esa parte entra en la nueva Dow. Tarragona es un polo petroquímico para nosotros muy importante, que ha hecho tremendos cambios, especialmente en los últimos cinco o seis años, para mantener muy alta su competitividad en la industria. Es un complejo estratégicamente ubicado para servir tanto al sur de Europa como a la parte norte de África e incluso Turquía, por su cercanía a los puertos de Tarragona y Barcelona, que es un hub estratégico fundamental para nosotros.

"Algunos nuevos desarrollos en polietilenos lineales de Dow van a ser producidos por primera vez en el mundo en las plantas de Tarragona"

¿Le augura un buen futuro?
Tarragona produce productos desde los más commodities hasta algunos muy especializados, desde polietilenos de baja densidad hasta elastómeros, que hacemos aquí, con lo cual su futuro es de crecimiento y continua optimización de la manera de operar. Yo soy muy positivo respecto al futuro [del site de Dow] en Tarragona y veo continuos progresos en el mix de productos que se fabrican aquí y se ofrecen al mercado, y sobre las condiciones competitivas [de Tarragona] frente a toda nuestra competencia europea.

¿En qué sentido?
Por ejemplo, en la planta de baja densidad ha habido una inversión en modificaciones para producir un nuevo grado al que le llaman ‘Agility’, y que permite proveer a mercados de extrusión en los que antes no podíamos participar. Y ahora lo hacemos con uno de nuestros mejores productos, desarrollado en los últimos tres años. E incluso algunos nuevos desarrollos en polietilenos lineales van a ser producidos por primera vez en el mundo en las plantas de Tarragona.

Productos de alto valor añadido, entiendo.
En efecto. Tarragona siempre se ha caracterizado por ser un sitio donde la innovación y la adaptación al cambio fueron su sello. La actitud de la gente de «sí puedo hacerlo» es muy importante para nosotros aquí. Lo cual me llena de orgullo porque, frente a los desafíos, Tarragona siempre se ha arremangado y va adelante.

"Si la crisis tuviera que volver, el 'site' de Tarragona está mucho más fuerte de lo que estaba cuando llegó la crisis en 2011"

¿Hay nuevas inversiones a la vista en Tarragona para cuando se materialice la nueva Dow de aquí a un año?
Es difícil decir algo concreto ahora, pero no paran de hacerse cosas. La capacidad para fabricar ‘Agility’ requirió de una inversión. Una pequeña expansión de capacidad que va a ocurrir a finales de año, también es una inversión. Lo que le puedo decir es que la inversión en Tarragona nunca se ha detenido, y tenemos varios proyectos en cartera para ampliar u optimizar parte de las plantas. La sensación es muy buena.

¿Haría extensiva esta buena sensación que tiene en Dow al resto de empresas con centros de producción en el polo petroquímico de Tarragona?
La industria petroquímica europea pasó por una severa crisis entre los años 2011 y 2014: la Unión Europea no se encontraba en su mejor momento económicamente y, específicamente para esta región, España también se encontraba en un momento económico difícil. Además, los costes estaban muy altos, porque por ejemplo el petróleo, madre de todas las materias primas que llegan, estaba por encima de la barrera de los 100 dólares el barril, y eso puso en jaque a todo el mundo de la industria petroquímica, en especial en España. Yo sólo puedo hablar de Dow. En nuestro caso, Tarragona enfrentó el desafío con proyectos de optimización y mejora. Y eso nos ha dado dos situaciones fantásticas.

¿Cuáles?
La primera, salir del momento de crisis. Pero, en segundo lugar, salir reforzados. Hoy esa crisis ha pasado pero, si tuviese que volver, este site está mucho más fuerte de lo que estaba cuando llegó la crisis en 2011.

Temas

Comentarios

Lea También