Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Viajes a la carta

Xàrter Nàutic Eli ofrece excursiones guiadas con su embarcación por el Delta de l’Ebre

Maria Noche

Whatsapp
1. Elisabeth Casanova en su embarcación, navegando por el río Ebre. FOTO: Joan Revillas

1. Elisabeth Casanova en su embarcación, navegando por el río Ebre. FOTO: Joan Revillas

Emoción y cercanía es lo que transmite Elisabeth Casanova a todos aquellos que deciden subirse a su embarcación para vivir una experiencia única en el Delta de l’Ebre. Única porque los trayectos que ofrece por el río Ebre y por la Costa Daurada van más allá del paisaje, y se adentran en su historia, en la del territorio y en la historia personal de Elisabeth, con toda una vida ligada al mar, mucho que contar y una gran fortaleza y espíritu de superación. «Al final lo que vas viendo durante el trayecto es más o menos lo mismo que puedes ver con otras embarcaciones, pero lo que no se encuentra en otro sitio son mis historias. Historias del territorio, del río, que se entrelazan con la mía propia».

Elisabeth Casanova es la impulsora de la empresa Xàrter Nàutic Eli, ubicada en el Club Nàutic Riumar (Deltebre), y es ella misma la que, con su embarcación propia, realiza excursiones guiadas a diferentes parajes del Delta. Elisabeth tiene la titulación de mercante y de marina pescante, lleva 20 años siendo patrona de barco, de entre los cuales 15 se dedicó plenamente a la pesca profesional. Su pasión desde que era pequeña, por lo que tuvo que luchar y superar muchos obstáculos hasta conseguir dedicarse a ello. 

Durante estos 15 años dedicándose a la pesca profesional, Elisabeth trabajó con la embarcación de su padre. Pero hace ya cinco años, el trabajo con su padre terminó y allí empezó su dura aventura. «Soy mujer, y no quieren mujeres en este sector». Elisabeth se vio con todas las puertas cerradas, nadie quería darle una oportunidad, «tenía muchos amigos en el mundo de la pesca, amigos en L’Ampolla, en L’Ametlla de Mar, en La Ràpita, Tarragona… y nadie quiso apostar por mí por el simple hecho de ser mujer». 

Ante la desesperación de querer trabajar en el mar, Eli decidió montar su propia empresa y, si no podía ser pescando, por lo menos que fuera en contacto con el mar.

Rutas que van desde un simple viaje por la desembocadura (con un precio aproximado de 18 euros), hasta un chárter de pesca (con un precio total de 300 euros por salida), pasando por un amplio abanico de posibilidades que incluyen una visita a las muscleres, visitar el Far Cap Tortosa, una puesta de sol...

En definitiva, «viajes a la carta», como lo describe Elisabeth. Porque aunque hay unas rutas establecidas, ella se adapta a las peticiones del cliente. «Por ejemplo, hace unas semanas me vino un cliente que quería hacer una declaración de amor en la embarcación, me especificó sus peticiones y yo lo llevé a un rincón particular» explica Eli, quien especifica también que cuando se hacen peticiones especiales el precio se adapta a ellas. 

La embarcación tiene una capacidad para 12 personas. Foto: Xàrter Nàutic Eli

Rutas a la carta, trayectos particulares en un ambiente más familiar e íntimo, esa es la esencia de Xàrter Nàutic Eli.

Los inicios
Xàrter Nàutic Eli realizó su primer trayecto en abril de 2017, y poco a poco va recogiendo sus frutos. Está abierta todo el año, aunque la temporada fuerte es en verano y Semana Santa. FOTO: Cedida

Temas

Comentarios

Lea También