;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    12º
  • REU
    12º
  • CAM
    12º
  • TOR
    12º
  • VEN
    12º

Familia o amigos, ¿con quién despedimos el año?

Tomar la decisión no es nada fácil. También tenemos que decidir si cocinamos o disfrutamos de un catering. En cualquier caso, no hay que pasarse más de la cuenta

Publicado: 11:13 - 30/12/2016


Estamos en el ecuador de las fiestas navideñas. Mañana despediremos el 2016 y daremos la bienvenida al 2017. Pero antes, hemos afrontado el siguiente dilema: decidir con quién cenamos la última noche del año y con quién compartimos la primera comida del Año Nuevo. Lo más fácil sería lanzar una moneda al aire y que la suerte decida por nosotros. Pero no es tan sencillo.

Despedida en familia

¿Debe despedirse el año en torno a la familia unida? Podemos pensar que es lo que toca. Lo natural. Pero nada más lejos de la realidad. Comerse las uvas con los padres, tíos, sobrinos, etc. perpetúa el estereotipo de la familia feliz. La mayoría de nosotros acudimos a los encuentros llenos de buenas intenciones y por ley lucimos nuestra mejor sonrisa. Si esta es nuestra opción, saquemos el mayor provecho. La psicóloga reusense Olivia Sacristán nos recomienda «ir con ánimo conciliador, y entender que los familiares ‘bordes’ normalmente más que un ataque personalizado lo que hacen es reaccionar según sus complejos e inferioridades y es mejor no tomarse las cosas de manera demasiado personal».

Fiestón con los amigos

Es la excusa perfecta para evitar que se nos ‘atraganten’ las uvas en familia. Repasar durante la cena las anécdotas compartidas en los últimos meses será el precedente de una noche larga de fiesta y diversión. Después de la cena la norma general es escaparse a cualquier local para seguir la noche en la pista de baile.

La mesa preparada

¿Cocinar o no cocinar? Es el segundo dilema de Nochevieja. Si hemos apuntado todas las recetas de Masterchef estamos preparados para ponernos el delantal y sorprender a nuestros invitados. La dietista-nutricionista Rosa Baró nos sugiere, como en Navidad, «optar por los vegetales: verduras y frutas de temporada y proximidad, y el agua».

Nos encargamos de todo. Esta es la promesa de las empresas de catering y establecimientos de comida para llevar. Nos salvan a quienes no tenemos destreza en la cocina y queremos celebrar la Nochevieja en casa. Albert Rosa, de la empresa Moon Catering, reconoce que «hemos tenido algunas peticiones de cenas con servicio para Fin de Año, pero el 31 de diciembre únicamente ofrecemos la comida para que la vengan a buscar». A punto y con todas las instrucciones entregan cada uno de los platos.

La moderación como condimento

Ir a contracorriente y no dejarnos arrastrar por los excesos. Éste será nuestro salvavidas ante tanta comida. La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), un año más, facilitan recomendaciones para evitar que estos excesos en la mesa sigan provocando problemas digestivos a 3 de cada 4 españoles, ya que 7 de cada 10 se pasan con la comida y la bebida, según los datos de las encuestas realizadas por ambas sociedades en 2015 y 2016.

Entre las recomendaciones destacan «moderar la ingesta tanto de comida como de bebida, planificar los menús, hacer cinco comidas diarias sin anular ninguna, comer despacio, limitar los dulces y practicar ejercicio físico». Son los básicos si queremos mantener a raya los excesos navideños.

«Pensar en la depuración es un error ya que si pensamos así ya estamos dispuestos a empacharnos en las fiestas y luego no comer durante días», afirma Rosa Baró. Cuenta que «lo ideal es un patrón de alimentación saludable incluyendo las celebraciones, y si por lo que sea nos pasamos debemos volver a al equilibrio habitual». No debemos olvidar la regla de oro: los excesos se pagan tarde o temprano. Pensando en nuestra salud, la dietista-nutricionista recomienda «como buen propósito para los años venideros cambiar las costumbres para siempre. No es fácil, pero es lo que funciona y sobre todo recordar evitar las dietas milagro».


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE NALTROS