;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    12º
  • REU
    12º
  • CAM
    12º
  • TOR
    12º
  • VEN
    12º

Un grafitero de Calafell reta a vecinos, policías y Ayuntamiento

En el paso bajo las vías en la estación de Segur han destrozado el ascensor a patadas

Publicado: 09:04 - 03/02/2014


El paso subterráneo de la estación de Segur de Calafell ha vuelto a ser objeto de un ataque vandálico que ha destrozado literalmente el ascensor. Además el paso ha vuelto a ser objeto de un grafitero al que el Ayuntamiento ya ha denunciado e impuesto numerosas sanciones.

Los vecinos denuncian que el ascensor, que tampoco funcionaba hace semanas, ha sido desmantelado a patadas y se han arrancado sus partes. Además, temen que por su estado pueda provocar daños.

El ataque fue la noche del sábado al parecer por un grupo de jóvenes que no han sido identificados. Las pintadas están firmadas por Yemas, un grafitero al que el Ayuntamiento de Calafell ha puesto numerosas sanciones, además de denunciar por una pintada contra las mujeres que hizo en la misma estación de Segur.

Vigilantes

A pesar de que el grafitero ha estado unos meses sin dejar sus firmas por toda la localidad, en la madrugada del domingo presuntamente ha estampado una pintada en la que incluso reta a los vigilantes de seguridad y a los vecinos que impulsaron una campaña contra él.

Vecinos de Segur boicoteaban las pintadas de Yemas y colocaban adhesivos junto a su firma en los que podía leerse Muchas Yemas, pocos huevos. Ahora el grafitero también responde a esa acción.

A pesar de que Renfe y el Ayuntamiento de Calafell aseguraron que pondrían cámaras de vigilancia, los dispositivos aún no estarían activados para la zona del paso inferior. Los vecinos lamentan el espectáculo que se encuentran a diario en la zona y reclaman una acción contundente.

Al Ayuntamiento de Calafell le cuesta más de 2.000 euros al mes la limpieza de los grafitis hechos en paredes y mobiliario público. Los grafiteros han atacado incluso las paredes de la iglesia románica de Segur de Calafell, lo que supone un daño contra el patrimonio.


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE COSTA