Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La comida basura gana terreno a la saludable, según los expertos

Señalan a la publicidad, que influye con mensajes que pretenden crear emociones

EFE

Whatsapp
Se estima que una de cada tres personas en el mundo sufre distintas formas de malnutrición, desde hambre hasta sobrepeso.  FOTO: thinkstockphotos.es

Se estima que una de cada tres personas en el mundo sufre distintas formas de malnutrición, desde hambre hasta sobrepeso. FOTO: thinkstockphotos.es

Los alimentos nutritivos «están perdiendo la guerra por ser apetecibles», en comparación con los productos de mala calidad que inundan el mercado con la ayuda de la publicidad, manifestó esta semana el reconocido experto Lawrence Haddad. El director ejecutivo de la Alianza mundial para mejorar la nutrición (GAIN, por sus siglas en inglés) recibirá el próximo mes el prestigioso Premio Mundial de la Alimentación 2018 junto al antiguo asesor especial de la ONU David Nabarro.

Haddad consideró que el sector privado está influyendo en los consumidores con mensajes que pretenden crear aspiraciones y emociones a partir del consumo de productos no saludables, mientras que el sector público no convence de igual modo sobre la necesidad de una buena alimentación.

Comparó los mil millones de dólares que invirtieron en publicidad en 2016 las multinacionales estadounidenses Hershey (de chocolate) y General Mills (cereales y helados, entre otros) con los apenas 50 millones destinados dos años antes a la ayuda global para fomentar dietas que prevengan enfermedades no transmisibles. 

Se estima que una de cada tres personas en el mundo sufre distintas formas de malnutrición -hambre aguda, carencia de micronutrientes, sobrepeso y obesidad- y que, si no se pone remedio, podría verse afectada una de cada dos en 2030. De hecho, las «dietas pobres» contribuyen a seis de los diez principales factores de enfermedad en la India y a cinco en Italia, muestra de que impactan de forma similar en la mayoría de los países. En todos esos casos el denominador común es «el consumo inadecuado de alimentos», apuntó Haddad. Según un informe de la fundación Acceso a la Nutrición, de los más de 20.000 productos analizados de las 22 mayores compañías de alimentos y bebidas del mundo, 32 % fueron catalogados como «sanos», si bien solo el 14 % cumplía estándares internacionales para su venta a menores.

Temas

Comentarios

Lea También