;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    28º
  • REU
    28º
  • CAM
    28º
  • TOR
    28º
  • VEN
    28º

Pedro Sánchez mantiene que el PSOE votará 'no' a investir a Rajoy

Los críticos pretenden que asuma en primera persona el coste de una abstención al PP y él exige a Rajoy otra salida a la situación

Publicado: 19:12 - 11/07/2016


Ni facilitará la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno ni intentará formar un Ejecutivo alternativo, como esta semana plantearon algunos de sus dirigentes más afines. Pedro Sánchez abandonó ayer el mutismo en el que se había mantenido desde la noche de las generales para dejar clara su posición. Y fue tajante. «Los socialistas nos comprometemos hoy –dijo ante el máximo órgano de decision del PSOE– a liderar la oposición».

El problema, y él mismo lo admitió, es que no puede haber oposición sin Gobierno y que Mariano Rajoy parece empeñado en poner sobre los hombros de la segunda fuerza política del país la solución a esa enrevesada ecuación.

Sánchez advirtió de que no se dejará atrapar en semejante red, que el PSOE es el partido al que los españoles han señalado como «alternativa», que tiene un proyecto «socialdemócrata» con recetas muy distintas a las conservadoras para salir de la crisis y que Rajoy está obligado, no solo a superar la investidura, sino a garantizar la gobernabilidad del país en los próximos años.

«Cumpla con su responsabilidad –conminó–, acuerde con sus aliados naturales, entre los que no estamos nosotros, un nuevo Gobierno y no cuente con los socialistas, porque depende de usted».

Su intención es que el jefe del Ejecutivo en funciones se convenza de que su única salida es un pacto con Ciudadanos, el PNV y las formaciones canarias, con cuyos ‘síes’ alcanzaría la mayoría absoluta de 176 diputados. Pero los propios socialistas son conscientes de eso resulta difícil. Y aunque insisten en que, en todo caso, es al PP al que le corresponde resolver el entuerto, la espada de Damocles de unas terceras elecciones –después de haberse salvado de Podemos «por la campana», como dijo Susana Díaz– pesa sobre sus cabezas.

Y eso es, precisamente, lo que no resolvió el comité federal de este sábado: qué hacer si fracasa la investidura de Rajoy y nadie más está dispuesto a evitar otros comicios. Ni lo dijo Sánchez, ni lo dijo nadie, salvo el extremeño Guillermo Fernández Vara que ya dejó claro el mismo 27 de junio que, a su juicio, por responsabilidad y sentido de país, había que facilitar que hubiera Gobierno con una abstención, aunque luego haya exigido a Rajoy que, al menos, se lo ponga fácil y amarre votos de otros partidos que le permitan actuar en el día a día, porque solo con los 137 del PP no hay ley que salga adelante.

Sin resolución

En contra de lo que suele ser habitual, en el cónclave ni siquiera se aprobó resolución alguna para fijar la posición del partido, lo que, en principio, debería permitir modular el ‘no’, si es que fuera necesario, a lo largo de las proximas semanas... o meses. La mayor parte de los barones críticos, además, pretenden que sea el propio Pedro Sánchez el que asuma en primera persona el coste que, a todas luces, podría tener una abstención ‘in extremis’, especialmente de cara a la militancia, pero también de cara a Podemos.

El presidente castellano-manchego, Emiliano García Page, lo dejó caer el jueves. «El PSOE sabe que si todo va muy mal, muy mal, va a haber un punto ciego en el que no veamos nada y, si se produce esa situación de auténtico bloqueo institucional –dijo–, lo que vamos a hacer los dirigentes territoriales es poner toda la confianza en el conductor, en Pedro Sánchez».


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE NACIONAL