;
.

Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
    19º
  • REU
    19º
  • CAM
    19º
  • TOR
    19º
  • VEN
    19º

Top60: Séquia Major

Un lugar mágico para ver

Publicado: 12:41 - 26/07/2016


¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

 

En el centro de unas de las zonas turísticas más importantes de Catalunya, concretamente en La Pineda, perteneciente al término municipal de Vila-seca, nos encontramos con uno de los espacios de interés natural más importantes de Tarragona. Se trata de un paraje natural, caracterizado por ser el humedal más destacado entre el Delta del Ebre y el del Llobregat, y es un auténtico desconocido para muchos vecinos. Su ubicación, entre el parque PortAventura y una línea de apartamentos a pocos metros del mar, hace impensable la paz y tranquilidad que nos trasmite y que contrasta con el bullicio y ajetreo que se respira en el exterior.

Cuando llegamos a la Séquia Major, nos encontramos con un espectacular mirador, que se eleva unos cuantos metros para poder deleitarnos con sus maravillosas vistas. Para acceder al mirador hemos de atravesar un puente largo formado por tablones de madera. A medida que ascendemos tenemos la sensación de estar elevándonos sobre la ciudad como si fuéramos pájaros que sobrevuelan el terreno, hasta que llegamos a la cima. Entonces, una plataforma plana construida con madera nos permite pararnos y divisar unas magníficas estampas, a vista de ave, nunca mejor dicho, contemplando así el asombroso espacio natural protegido que rodea la Pineda. Nos quedamos, ahí, un rato fascinándonos por las dimensiones y diversidad de parajes que apreciamos en la zona, desde pequeñas lagunas hasta la gran acequia que da su nombre al espacio.

A la hora de entrar en el interior del recinto hemos de tener presente que se realizan visitas guiadas, que están reguladas por el Patronato Municipal de Turismo de Vila-seca, por lo que se recomienda reservar día llamando por teléfono. No obstante, varios hoyos del campo de golf contiguo delimitan la frontera con este vergel natural, a través de los cuales también se puede acceder, como pudimos comprobar gracias a la gentileza y amabilidad del personal del club.

La Séquia nos sorprende por momentos, ya que una vez decidimos inspeccionarla más a fondo, nos adentramos en el páramo, un territorio cercado para ser salvaguardado. Aquí apreciamos caminos fangosos y encharcados, ya que se trata de zonas inundables en épocas de fuertes lluvias. Por lo tanto, deberemos andar con cuidado durante la época primaveral y especialmente la otoñal, por los temporales que azotan estas estaciones.

A medida que avanzamos nos vamos encontrando con una gran variedad de especies tanto animales como vegetales. En la primera parte del camino, lo que más impacta es el vasto cañaveral de más de tres metros de alto, que separa la acequia del sendero, por la parte derecha, y los grandes arbustos de la familia de las coníferas con unos hermosos racimos de color rosado, por la izquierda. Cuando te ves inmerso entre tanta vegetación, además de inmensa y exuberante, te sientes diminuto, a la vez que protegido y preservado de la presión del día a día.

Visitar y pasear por la Séquia Major es como un sueño, y sobre todo por este tiempo. Puedes fascinarte contemplando las espectaculares y magníficas vistas que envuelven el terreno, además de deleitarte admirando la gran diversidad de aves que emigran hasta la acequia y de animales que circundan la zona. La brizna de verano, que se respira, es relajante. Resulta fascinante encontrar especies en peligro de extinción compartiendo hábitat con otros animales muy prolíferos y que se adaptan a cualquier espacio.

En 2006 la Séquia fue designada lugar de interés comunitario, y desde el año 1992, está protegido por el Plan de Espacio de Interés Natural. Nace en la zona húmeda, donde hay los sedimentos arenosos procedentes del río Francolí. La mezcla de aguas, la dulce del río con la salada de las playas, deriva en una diversidad ambiental destacada. El camino es bastante llano, por lo que no se hace difícil desplazarse por el terreno.

En 1537 la marisma tenía su importancia para los agricultores, sin embargo era una zona difícil de cultivar, hecho que llevó a la construcción de un canal que comunicaba la marisma con el mar. La región fue agrícola prácticamente hasta principios del siglo XX, y desde hace unos treinta años estos paisajes volvieron a ser prados húmedos, pantanosos y junqueras. Lo que llevó con posterioridad a construir la Caseta de Xibeques, que no es más que uno de los sistemas de regulación hidrológica, de los que dispone el espacio natural.

El canal principal, con más de 1 kilómetro de extensión, se impone con sus dimensiones por encima de otros espacios naturales protegidos. Además, consta de una laguna central que conecta con una playa de unos 140m2, donde hay todo tipo de animales, y más concretamente de aves.

No solo eso, pues la acequia ofrece unos paisajes que muestran la variedad de fauna y de flora, típicas del territorio. Cuando hablamos de los animales que circundan el paraje, nos adentramos en arenas movedizas porque se trata de un tema delicado, ya que hemos de tener en cuenta la gravedad de lo que está sucediendo con algunas especies animales. Están actualmente en peligro de extinción el caso del pez fartet y la tortuga de agua europea, y en la acequia se pueden observar con claridad.

El Ayuntamiento de Vila-seca, la Generalitat de Catalunya y PortAventura se han encargado de la mejora y recuperación completa del paraje. Este proyecto de distintas instituciones ha permitido ampliar la zona a 17,3 hectáreas, de las cinco que tenían previstas en un primer momento, lo que le ha convertido en todo un gran atractivo turístico.

Cómo llegar

Por carretera

Con el coche cogeremos la autopista A-7 y nos desviaremos hacia Vila-seca. Iremos dirección La Pineda, y seguiremos por la carretera. Aparecerán dos paneles, y en uno indica Sèquia Major, será el que seguiremos para llegar a la Sèquia.

En autobús

Desde La Pineda iremos al norte. En la primera rotonda tomaremos la tercera salida, y en la siguiente, la primera, también. Luego, giraremos hacia la derecha, después, otra vez, a la derecha, y proseguiremos para girar hacia la izquierda. A continuación, volveremos a girar a la izquierda, continuaremos recto hacia Camí Tanca, y, finalmente, a la derecha, encontraremos nuestro destino.

Qué ver

Playas

Si pasan por La Pineda no duden en visitar sus paradisíacas playas, que dejan asombrados tanto a turistas como a residentes. Estas playas son de poca profundidad e ideales para ir, en familia, cualquier fin de semana.

Lumine Golf Club

El campo de golf es uno de los emblemas de esta ciudad. Realmente impresiona por el verdor de sus céspedes cuidados, que recubren gran parte del espacio. También tiene unas dimensiones imponentes. Realmente, se ha convertido en un gran atractivo por las vistas que ofrece, y, además, destaca porque una parte del campo está conectada con la Sèquia.

Qué hacer

Aquopolis y Pacha

En La Pineda tenemos el parque acuático más destacado de la Costa Dorada, Aquopolis. Es ideal, sobre todo, ahora, en pleno periodo estival, porque nos permite disfrutar de sus impresionantes y larguísimos toboganes, que se precipitan sobre unas enormes piscinas. Saldremos bien refrescados de este espectacular parque que, durante el verano, recibe un número importante de extranjeros, que mejoran el turismo de la ciudad. Justo al lado está Pacha, un local de fiestas, que está en funcionamiento todo el año, y que cada noche abre sus puertas a los jóvenes para que puedan divertirse.


comments powered by Disqus

MÁS NOTICIAS DE DVERANO