Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Toubab: 'Las letras de mis canciones son mi autobiografía'

Estreno en casa. El reusense presentará este domingo en el Teatre Bartrina su cuarto disco en solitario, ‘Vivir la vida’. La semana que viene iniciará en Argentina su gira por Latinoamérica

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Jaume Blanc, conocido como El Toubab, lleva 27 años metido en la música. FOTO: Agnès Olivé

Jaume Blanc, conocido como El Toubab, lleva 27 años metido en la música. FOTO: Agnès Olivé

Jaume Blanc (Reus, 1974) formó parte de grupos de rock durante veinte años: Presidents, Té Verde y la Voz de los Nadie. Agotado y desilusionado del negocio musical, decidió tomarse una pausa. Se retiró, pero aún tenía algunas canciones compuestas y maquetas preparadas. El sello Kasba Music las escuchó y le invitó a grabar. Así nació El Toubab, un término del dialecto de Senegal que significa hombre blanco. Eligió este nombre por su apellido (Blanc) y porque es un amante de ese país africano. Es un trotamundos al que no le asusta coger su guitarra y recorrerse el planeta. Este domingo (19.00 horas) presentará en el Teatre Bartrina de Reus su cuarto disco en solitario, Vivir la vida.  Las entradas son gratuitas y se pueden conseguir a través de la web del teatro.

¿Ya tiene la maleta preparada para su próximo viaje?
Todavía no, aunque no me preocupa demasiado, soy de los que precisan poco. Suelo viajar liviano de equipaje. Nunca debe faltar mi guitarra, una libreta para escribir canciones y un libro de poemas de Cernuda. 

Su siguiente parada es Argentina.
Me voy el próximo lunes a Buenos Aires, cuna del rock en castellano. A descubrir la Argentina de Charly García, Calamaro, La Renga, Gustavo Cerati, La Beriso y Gardel. Voy a cumplir otro de esos sueños que hacen que le estés agradecido a la vida y eso es lo que más me emociona ahora mismo. 

Tiene previstos allí conciertos en cárceles, salas y en la calle. Vaya experiencia.
Espero con ansias pisar tierra rolinga. Argentina no me dejará indiferente, seguro será una bonita experiencia. Mi hermano se viene conmigo escondido en la maleta, así que seguro que habrá risas.

Su hermano, Dídac, le ha ayudado en las composiciones de su nuevo disco. ¿Cómo fue ese proceso a cuatro manos?
Componer con mi hermano ha sido muy divertido por la manera en que escribimos las canciones. Primero planteábamos algo juntos y luego escribíamos por separado, para reencontrarnos más tarde y pelearnos por una palabra o un verso. Eso sí, siempre por el bien de la canción.

Él fue quien le metió el gusanillo por el rock de pequeño ¿no?
El culpable de que por mis venas corra el rock es mi hermano que me ponía los discos de Leño y Barón Rojo, una y otra vez, cuando yo tenía 6 años.

El título de su nuevo disco, ‘Vivir la vida’, es muy elocuente. ¿Cómo se toma la vida?
Acepto lo que me sucede como lo mejor que me pueda pasar y disfruto al máximo cada día. Me tomo la vida con alegría, entusiasmo y curiosidad. Me interesa mucho seguir aprendiendo. Escucho música a diario. Cada vez me desprendo más de cosas materiales y soy feliz haciendo cosas que no cuestan dinero, como pasear al atardecer por la playa. 

Sus letras son muy vitalistas. ¿Es optimista?
Las letras de mis canciones son mi autobiografía, escribo como soy. 

Este álbum, además, le ha salido más electrónico que los anteriores. ¿Por qué?
Al regresar de mi viaje por Perú, Ecuador y Colombia me apetecía mucho montar una banda de rock con amigos y trabajar las canciones con tranquilidad. Estuve mucho tiempo tocando solo en acústico, necesitaba estimulaciones nuevas y tenía muy claro que es lo quería hacer: un disco de rock con sonoridades latinas.  

Latinoamérica, de hecho, está muy presente en sus composiciones.
Me inspira lo que me sucede, lo que yo vivo en sus calles con sus gentes. Debemos aprender mucho de Latinoamérica. Para mí es una gran fuente de inspiración porque allí la vida es más vida.

¿Qué es lo que tanto le ha enganchado de esa tierra?
Lo que sucede es que hay un amor y un respeto hacia el autor. He notado el cariño a mi obra en Latinoamérica e intento devolvérselo en mis canciones. Me cuesta asimilar que los lugares donde más se escuche a El Toubab sean países como México, Perú, Colombia o Argentina.

¿Por qué ha elegido el Teatre Bartrina de Reus para presentar el disco? 
Porque quiero hacer de la presentación del disco una celebración. Empecé en 1991 a tocar en mi primera banda de rock, han pasado 27 años y sigo aquí. 

Y lo celebra con entradas gratuitas. 
Nunca me fui y eso es motivo suficiente como para quererlo festejar sin pedir nada a quienes más quiero. 

Temas

Comentarios

Lea También