Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Policía Nacional se preparó para defenderse el 3-O en el Hotel Gaudí de Reus

Un mosso alertó a los agentes que la manifestación del Mercadal se dirigía al establecimiento hotelero

MARC CÀMARA

Whatsapp
Imagen de la concentración del 3-O en el Mercadal que terminó con la protesta ante el Hotel Gaudí. FOTO: alba mariné

Imagen de la concentración del 3-O en el Mercadal que terminó con la protesta ante el Hotel Gaudí. FOTO: alba mariné

Los agentes hospedados en el Hotel Gaudí durante el otoño de 2017, los días previos y posteriores al referéndum de autodeterminación de Catalunya, se prepararon ante una posible irrupción de los manifestantes que protestaban contra su presencia el 3 de octubre, día del llamado paro de país. 

Según el auto de la jueza que instruye la macrocausa por presunto delito de odio en la ciudad, «el mando superior del CNP que allí se encontraba, temiendo por la integridad de sus agentes, les ordenó replegarse en la primera planta del hotel, para evitar ser vistos por los manifestantes, así como estar preparados con cascos y defensas por si tenían que actuar frente a un acometimiento por parte de ese grupo tan numeroso de manifestantes, en defensa de su propia integridad, dado que quien tenías las competencias en materia de seguridad ciudadana era la Policía Autonómica y el dispositivo era insuficiente para intentar contener a los miles de ciudadanos concentrados frente al hotel con intención de invadirlo».  

Éste es el relato judicial de la manifestación que tuvo lugar tras la concentración en la Plaça del Mercadal del 3 de octubre de 2017. Las más de 4.000 personas allí reunidas se dirigieron hacia el Hotel Gaudí para continuar su protesta por los hechos acontecidos durante el primero de octubre en múltiples puntos de Catalunya y para exigir la retirada de los efectivos extraordinariamente desplegados en la ciudad como parte del operativo policial contra el referéndum. 

El aviso de los Mossos
Dos agentes de los Mossos d’Esquadra, según el auto de la jueza, se apresuraron a alertar a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía de la dirección que tomaba la manifestación. Ellos mismos declararon ante la jueza que «les indicó que se fueran todos para arriba para no ser vistos por los manifestantes y que ellos intentarían defender la puerta». El agente habría afirmado: «fíjese la que se ha formado». 

El mismo relato, incluye declaraciones de agentes de la Policía Nacional que estuvieron hospedados en el Hotel Gaudí en las que se recoge la inquietud que dicen haber vivido los agentes: «el Mosso estaba preocupado y dijo que iba a hacer todo lo posible pero no podía garantizar que ese público no entrase en el hotel», haciendo referencia a los protestantes. 

«Los compañeros que estaban dentro lo pasaron mal, nunca había visto una cosa así», siguen las declaraciones de los agentes, que añaden: «la actitud de los manifestantes era entrar en el hotel». 

Temas

Comentarios

Lea También