Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La plantilla del CMQ de Reus no cobra las DPO pero paga sus retenciones

Los trabajadores se sienten humillados y estudian denunciar a la empresa. No descartan tampoco reclamar las DPO vía judicial. 

Marc Càmara

Whatsapp
foto fabregas CMQ 1.jpg

foto fabregas CMQ 1.jpg

Indignación y rabia. Es lo que sienten los trabajadores del CMQ después de conocerse que, aunque no han cobrado los objetivos del 2017, sí que han cotizado por dicha remuneración. 

Es decir, los trabajadores han pagado los impuestos que se habrían generado por los objetivos, de haberlos cobrado, de forma prorrateada a lo largo de los distintos abonos de su salario. 

El caso se conoció casi por casualidad. Según ha podido saber el Diari, la empresa ha aplicado en las nóminas de los empleados una base de cotización que incluye las DPO, preveyendo su pago a finales de año como era costumbre.

Los trabajadores han abonado los impuestos por un ingreso que no han percibido

La descubierta ha indignado sobremanera a la plantilla, que en 2017 no cobró los objetivos porqué la empresa cerró el ejercicio en números rojos. 

Fuentes del Comité de Empresa explicaron ayer al Diari que están estudiando la posibilidad de denunciar el caso al Departament de Treball y no descartan hacerlo, seguidamente, ante un juez. Consideran indignante el hecho de haber pagado unos impuestos derivados de un ingreso que no obtuvieron. 

Según las mismas fuentes, estaríamos hablando de entre 70 y 200 euros, según la categoría laboral de cada trabajador. El cargo y las responsabilidades condicionan la cantidad de objetivos que se cobra anualmente. 

Aunque en el comité admiten que no se trata de grandes sumas de dinero, aseguran que es la gota que colma el vaso, y que se sienten humillados por la empresa. «No solamente no nos pagan los objetivos por su mala gestión, si no que, además, nos cobran impuestos que no deberíamos de pagar», dice un representante del comité. 

En manos de abogados
El Centre MQ de Reus cerró el 2017 en números rojos por primer año. Un hecho que no permite pagar los objetivos a los trabajadores. El Comité de Empresa ya alertó que estudiaría llevar el caso a los tribunales, pues consideran que una mejor gestión de las cuentas de la empresa les hubiera permitido cobrar las DPO, alrededor de 200.000 euros. 

En estos momentos, el comité ha pedido valoraciones a sus abogados para emprender acciones judiciales. El problema es que se requiere un peritaje de las cuentas de la empresa que supondría un coste de alrededor de 3.000 euros. Los trabajadores analizan la situación y estudian desembolsar dicha cantidad para hacer el estudio que determinará si la empresa cerró las cuentas correctamente o si, por el contrario, hubo algún error que les permita seguir con el recorrido en los juzgados y cobrar los objetivos.

Protestas en las puertas
El Comité de Empresa anunció manifestaciones cuando se conoció que los trabajadores no cobrarían las DPO. Pasado un mes, los representantes sindicales han decidido no convocar a la huelga y prefieren hacer protestas activas. 

Estudian movilizarse durante los cambios de turno, especialmente el mediodía. Así, no se afectaría al servicio pero se haría visible su protesta ante los usuarios del CMQ. 

Temas

Comentarios

Lea También