Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La tuitera de Reus que insultó y amenazó al juez Llarena niega su autoría

La fiscalía ha mantenido la petición de un año y medio de prisión

ACN

Whatsapp
Cori Sauné, la tuitera reusense, llegando a los juzgados de la ciudad con su abogado, Lluís Gibert. FOTO: ACN

Cori Sauné, la tuitera reusense, llegando a los juzgados de la ciudad con su abogado, Lluís Gibert. FOTO: ACN

La tuitera reusense acusada de insultar y amenazar al juez Llarena en las redes sociales ha negado este jueves que sea la autora de la publicación.

Su abogado, Lluís Gibert, ha subrayado que sólo constan capturas de pantalla con “una fuerza de prueba reducida y relativa” y que, en cualquier caso, su contenido no supondría ningún delito.

En el post se insultaba el magistrado del Tribunal Supremo, se indicaba el lugar de trabajo de su mujer y se hacía una llamada a difundir los datos porque "no podrán ir por la calle a partir de ahora".

La fiscalía ha mantenido la petición de un año y medio de prisión por un delito de amenazas -o subsidiariamente de coacciones-, y de 2.100 euros de multa por injurias.

El abogado Lluís Gibert, del colectivo Abogados Voluntarios 1-O de Reus, ha explicado que han pedido a la jueza la absolución de esta vecina de la ciudad y que no han planteado ningún pacto con la fiscalía porque ambas partes se han mantenido inamovibles en sus argumentos.

Además de negar la autoría del tuit por parte de la mujer, dado que “todo se fundamenta en capturas de pantalla”, según Gibert, el fondo de las expresiones enjuiciadas “no tendrían un alcance penal en el ámbito de amenazas, coacciones e injurias”.

El caso ha quedado visto para sentencia. Unas 50 personas, entre las cuales miembros del colectivo de Avis i Àvies per la Llibertat, se han concentrado a las puertas de los juzgados de Reus para apoyar a la encausada. 

La investigación arrancó a raíz de una petición de la Fiscalía Superior de Catalunya porque los Mossos d'Esquadra averiguaran la identidad de la usuaria de Twitter @csaune.

El escrito del ministerio fiscal incluía una captura de pantalla de un supuesto post en que se tildaba Llarena de “hijo de puta”, se indicaba el lugar de trabajo de la mujer del magistrado y de un domicilio de Sant Cugat del Vallès, y se añadía que "no podrán ir por la calle a partir de ahora".

Finalmente, Sauné fue detenida el 28 de marzo de 2018. Al día siguiente el juzgado de instrucción número 3 de Reus la dejó en libertad provisional después de que se acogiera al derecho de no declarar.

Temas

Comentarios

Lea También