Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras en el barrio Sol i Vista de Reus se ampliarán a la calle Roger de Llúria

Los trabajos se incluyen en el Pla de Barris después de que la Generalitat haya prorrogado la línea de ayudas de estos proyectos urbanísticos. La primera fase de mejora del barrio está en marcha 

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la visita de obras llevada a cabo este miércoles en el barrio Sol i Vista. Foto: A. González

Imagen de la visita de obras llevada a cabo este miércoles en el barrio Sol i Vista. Foto: A. González

Las obras de mejora urbanística del barrio Sol i Vista avanzan a buen ritmo para que estén listas el mes de octubre. Pero mientras los operarios trabajan en la colocación del nuevo pavimento en la calle Almirall Requesens, este miércoles se ha conocido que los trabajos se ampliarán. Concretamente será con la reforma de la calle Roger de Llúria, que contará con un presupuesto de unos 400.000 euros sufragados a partes iguales por la Generalitat y el Ayuntamiento de Reus.

Así lo ha anunciado el propio alcalde de Reus, Carles Pellicer, durante una visita de obras llevada a cabo esta mañana para conocer cómo se desarrollaban los trabajos de la primera fase del Pla de Barris. Él mismo ha explicado que la inclusión de la calle Roger de Llúria dentro de esta línea de ayudas para proyectos urbanísticos ha sido posible por la prórroga de un año aprobada por el Departament de Territori i Sostenibilitat. Los trabajos de reforma empezarán cuando estén listos los actuales y consistirán en la instalación de aceras de granito, pavimento asfáltico, eliminación de barreras arquitectónicas y renovación de la red de saneamiento.

El alcalde ha recordado que las obras se realizan en las calles Entença, Almirall Requesens, un tramo de la calle Nelson Mandela y otro de Roger de Llúria y que "incorporan consideraciones de los vecinos recogidas en distintas reuniones". Aún así, los residentes en Sol i Vista se han mostrado muy críticos con las obras por los problemas de movilidad que generan y porque suponen la eliminación de plazas de aparcamiento. Sobre todo, denunció en su día la entidad vecinal, en la calle Entença.

La visita de obras ha contado con la presencia de algunos vecinos y de los concejales Marc Arza y Dani Rubio. La actuación incluida en esta primera fase fue adjudicada a la empresa Ravi Obras Transportes y Excavaciones por un importe de más de 600.000€.

Un proyecto del 2009 

El Pla de Barris representa la última oportunidad para materializar un plan que arrancó en 2009. Por aquel entonces todavía gobernaba en la ciudad el gobierno tripartito (PSC-ERC-ICV) que, junto con la Generalitat, había planteado una ambiciosa actuación de reforma integral de Sol i Vista e Immaculada por valor de 12,4 millones de euros.

Pero antes de empezar estalló la crisis y aquellas intenciones iniciales se convirtieron en una promesa envenenada y el proyecto quedó aparcado sine die hasta la fecha. Eso sí, el plan inicial fue desechado desde un principio para plantear unas medidas más acordes a los tiempos actuales.

Temas

Comentarios

Lea También