Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una ONG quiere cuidar del perro que desgarró el pene a un hombre en Reus

Nova Eucària, entidad animalista, pide al Juzgado que le otorgue la tutela del animal mientras no se celebre el juicio

Jordi Cabré

Whatsapp
El perro está en la Última Llar desde hace 12 días. FOTO: DT

El perro está en la Última Llar desde hace 12 días. FOTO: DT

El perro que desgarró el pene de un hombre en Reus en la madrugada del pasado 12 de septiembre sigue generando debate en las redes sobre qué debe hacerse con él.

El animal está en custodia en una jaula de la protectora la Última Llar a la espera de que decide el juez sobre el delito de lesiones al que se acusa a los propietarios tras el ataque de este pitbull a un hombre en la calle Santa Teresa.

El animal está aislado y al cuidado del equipo de veterinarios. Es un ejemplar hembra joven de 45 kilos y alimentado con pienso como el resto de perros que viven en las jaulas de esta protectora.

Kiaria, así se llama, se lo llevó la Guàrdia Urbana de Reus hasta la Última Llar tras la denuncia de la víctima, que pasó por el quirófano tras el ataque del perro. Sus propietarios han intentado hasta en dos ocasiones llevárselo a casa, pero sin éxito. El animal forma parte de las diligencias previas judiciales de lo ocurrido.

Ahora, es la ONG animalista Nova Eucària quien ha entrado en escena. Un comunicado emitido hoy miércoles explican que el perro "hace doce días que está encerrado en una jaula de la perrera L'Última Llar y es por este motivo que se sufre por su vida, puesto que se ha adelgazado mucho en este periodo de tiempo y manifiesta una severa depresión a raíz de su reclusión".

La ONG añade que "la familia de la Kiara solicitó ayuda a Nova Eucària y ha cedido la guarda-custodia a la ONG animalista para qué puedan refugiarla en una de sus casas de acogida, donde podrán cuidarla mientras dure el procedimiento judicial".

Nueva Eucària entró ayer lunes 24 de septiembre un escrito al Juzgado número 3 de Reus pidiendo que se resuelva su petición con la mayor brevedad posible debido de al delicado estado de salud de la Kiara.

La opinión de los animalistas contrasta con los responsables de L'Última Llar, quienes defienden su labor de protección animal y la atención profesional a los perros y otros animales que están en esta protectora.

Acusación particular

Por otro lado, Nova Eucària está estudiando personarse como acusación en el procedimiento contra su el hombre que sufrió los ataques del perro. También han comunicado al Juzgado sobre el proceso penal abierto contra la empresa L'Última Llar por maltrato y sacrificio de animales.

La versión que sostiene la ONG es la que recogió la Guàrdia Urbana al poco de llegar a la calle en la madrugada del 12 de septiembre: "La Kiara tuvo que autodefenderse de su agresor -un vecino de Reus que la golpeó-, provocándole una herida en sus genitales. El agresor -cuando vio que la prensa se hacía eco-, interpuso una denuncia, donde niega su ataque a la perra, hecho que provocó que la Guàrdia Urbana de Reos decomisara al animal y efectuara la emisión de una orden judicial para valorar su destino".

Fuentes conocedoras del caso ponen en duda la veracidad de los hechos y señalan que un ejemplar de 45 kilos y de raza potencialmente peligrosa es casi improbable que el hombre agredido pegara una patada al perro. Sin embargo, parece factible que se defendiera de él cuado se soltó de sus propietarios, que lo llevaban sin bozal, sin censar y sin chip. 

Temas

Comentarios

Lea También