Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Buena parte de la flota de vehículos de los bomberos, para el desguace

El parque voluntario de Sant Jaume dels Domenys estaba inoperativo ayer por falta de autobomba. Muchas tienen entre 20 y 25 años

Àngel Juanpere

Whatsapp
Incendio del jueves en la calle Goya de Tarragona. Este vehículo autobomba con matrícula T-AL tiene 25 años. FOTO: Àngel Juanpere

Incendio del jueves en la calle Goya de Tarragona. Este vehículo autobomba con matrícula T-AL tiene 25 años. FOTO: Àngel Juanpere

El problema del cuerpo de bomberos no es sólo de personal, también de edificios y de flota de vehículos. La última autobomba en llegar al Camp de Tarragona lo hizo en 2010. En los últimos ocho años no se ha renovado ni una.

Y ello a pesar de que los camiones diseñados para incendios forestales tienen una media de 16 años, 20 en el caso de los de fuegos urbanos. Muchos camiones están de baja pendientes de ser reparados. Esta falta de vehículos provoca que por ejemplo ayer el parque de Sant Jaume dels Domenys no lo tuviera porque lo necesitaba uno de funcionarios. 

Algunas autobombas urbanas ligeras –cisternas pequeñas para actuar en calles estrechas ante incendios de vivienda–, como las que hay en los parques de Tarragona y Reus, tienen 25 años de antigüedad. Las autobombas pequeñas para ir por caminos estrechos han tenido que ser apartadas porque por una parte tienen entre 20 y 25 años y, por otra, porque no disponen de cinturones de seguridad. Y es que muchos de los vehículos que tienen los parques del Camp de Tarragona todavía llevan en la matrícula las letras ‘T’ o bien ‘B’.

Hace casi año y medio se anunció la compra de 92 camiones, pero no se han adquirido

También están en muy malas condiciones los vehículos que tienen las EPAF –Equip de Prevenció Activa Forestal– de Montblanc y Gandesa. Se trata de bomberos que, entre sus tareas, tienen encomendada la misión de actualización de toda la cartografía. Y si hay incendios, también actúan. Los vehículos de que disponen tienen más de 500.000 kilómetros. 

En julio del año pasado, la Generalitat publicó su intención de adquirir 92 camiones autobomba y que la licitación se haría en octubre. Pero ha pasado más de un año y el tema está en el aire. Ahora se habla de que el paquete saldrá a concurso a principios de 2019.

También los edificios
Está pendiente la reforma del parque de bomberos de Tarragona, en el polígono Francolí. Las instalaciones se han hecho viejas y obsoletas. Había un proyecto de mejora, que no se ha ejecutado. Conviene realizar una reforma integral e incluso se ha planteado construir uno nuevo. Una situación parecida se da en Reus. 

El pasado 12 de octubre cayeron varias placas de hormigón del parque de Cambrils. El seguro no cubre la totalidad de las obras para arreglarlo ya que existen fallos estructurales –como reforzar algunos elementos– que también se tienen que subsanar. Como han pasado más de 10 años, la constructora no se hace cargo. 

Se tiene que reformar del parque de L’Hospitalet. También es necesario jubilar el parque de Vila-rodona para levantar uno nuevo. Pero todos estos proyectos están aparcados por los problemas presupuestarios. Y del anunciado parque de Torredembarra no se ve a corto ni medio plazo.

Temas

Comentarios

Lea También