Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desalojados unos 20 vecinos de dos bloques al arder un piso de Tarragona

El fuego comenzó en una estufa eléctrica y la familia tuvo que ser realojada en un hotel este jueves por la noche

Àngel Juanpere

Whatsapp
La calle Goya estuvo cortada al tráfico durante más de una hora por la presencia de los vehículos de emergencia. Foto: Àngel Juanpere

La calle Goya estuvo cortada al tráfico durante más de una hora por la presencia de los vehículos de emergencia. Foto: Àngel Juanpere

«Estaba tranquilamente en casa, viendo la televisión, cuando oí gritos. Un vecino me dijo que había fuego y salí a la calle». Así relataba al Diari el inquilino de uno de los dos bloques de pisos desalojados hoy jueves por el  incendio en un inmueble de la calle Goya, detrás de la prisión de Tarragona. El fuego causó un herido. La vivienda quedó inhabitable y la familia que residía fue realojada en un hotel de la ciudad, según apuntaron al Diari fuentes de la Guàrdia Urbana.

El incendio se originó sobre las seis y cuarto de la tarde en la quinta planta del número 4 de la calle Goya. Dicho inmueble estaba ocupado por un matrimonio y su hija de 14 años. El fuego se originó en la estufa eléctrica comenzó a prender rápidamente por toda la vivienda, sin que los inquilinos pudieran hacer frente a las llamas. La familia salió del piso mientras la adolescente llamaba el teléfono de emergencias 112.

Bombers de la Generalitat activó inicialmente cinco dotaciones de bomberos –posteriormente se añadió una de Reus– y también se movilizaron ambulancias así como patrullas de la Guàrdia Urbana y de los Mossos d’Esquadra. Los efectivos policiales fueron los primeros en llegar. En aquellos momentos ya se veían las llamas salir por una de las ventanas, que da a la parte posterior de la entrada al bloque.

Foto: Àngel Juanpere

Los agentes subieron a los dos bloques para desalojar a las personas. Algunas ya lo estaban haciendo. Los policías fueron puerta por puerta para que las personas que aún quedaban salieran al exterior ante el peligro que había. 

Los bomberos tardaron aproximadamente media hora en sofocar las llamas. A partir de ese momento comenzaron a ventilar el piso y la escalera. El incendio quemó totalmente una habitación y un trastero, aunque la vivienda resultó inhabitable por la gran cantidad de hollín.

El piso inferior, afectado

Los bomberos determinaron que no había afectación en la estructura del inmueble. El piso inferior al siniestrado resultó afectado por las filtraciones de agua que utilizaron los equipos de extinción.

Los tres inquilinos del piso afectado se encontraban en la calle junto al resto de vecinos desalojados. Finalmente, la mujer fue evacuada en ambulancia al Hospital Joan XXIII, inicialmente por inhalación leve de humo.

La Guàrdia Urbana estuvo realizando gestiones para que la familia del piso afectado pudiera pasar la noche en un hotel ante la imposibilidad de regresar a su domicilio.
Mientras los equipos de emergencia estuvieron desplegados en el lugar, la calle Goya quedó cortada completamente al tráfico, que fue desviado hacia la zona del Hospital Joan XXIII, al igual que la línea del autobús de la Empresa Municipal de Transports (EMT).

Temas

Comentarios

Lea También