Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La noche más fría de Francisco, un sintecho que vive en las calles de TGN

Este cacereño de nacimiento ha sido una de las 12 personas atendidas por la Operación Iglú que ha activado el Ayuntamiento ante el descenso brusco de las temperaturas

ACN

Whatsapp
Francisco Moreno, natural de Cáceres, es uno de los sintecho que vive en TGN. FOTO: ACN

Francisco Moreno, natural de Cáceres, es uno de los sintecho que vive en TGN. FOTO: ACN

Coincidiendo con el descenso de las temperaturas, Tarragona ha activado este jueves y hoy viernes la Operación Iglú, el dispositivo de atención a las personas sintecho.

Por primera vez este invierno, un equipo integrado por la Guàrdia Urbana, Servicios Sociales, la Cruz Roja y Protección Civil ha recorrido la ciudad en busca de personas que duermen en cajeros o en la vía pública.

A las 12 personas que se han localizado se les ha ofrecido alojamiento en un albergue, pero todas lo han rechazado. Sin embargo, se les han entregado mantas y alimentos calientes para hacerles la noche un poco más agradable. Uno de ellos, Francisco Moreno, se ha mostrado muy agradecido: "Nadie se preocupa de mí y una ayuda es como un privilegio".

Originario de Cáceres y desde hace un año en Tarragona, Francisco ha pasado la noche en un cajero de la calle Apodaca, en la Part Baixa de la ciudad. A pesar del ofrecimiento de los voluntarios de la Cruz Roja, ha rechazado la opción de alojarse en un albergue, pero sí ha aceptado de buen grado dos vasos de caldo, una manta y un par de guantes para combatir el frío.

"Me emociona que la gente me ayude y es muy importante que se sepa que, aunque estemos en la calle, al menos tenemos la ayuda de la gente", explica.

Francisco se lamenta que lleva tres días afónico y que, cuando hace tanto frío, "se pasa bastante mal". "Me gustaría vivir en mi pisito, con mi tele y mi cama, pero no puede ser así estoy, pero me emociona y estoy agradecido por la ayuda", añade.

Aunque son muchas menos que en verano, estos días varias personas pasan la noche en cajeros, portales o espacios cubiertos de la vía pública, apenas con un saco de dormir, unos cartones y unas mantas.

La mayoría hace tiempo que están en la ciudad y, de hecho, los voluntarios de la Cruz Roja los conocen muy bien porque cada domingo hacen una ruta para ofrecerles asistencia. Como explica uno de sus voluntarios, Omar Kassem, el perfil mayoritario es el de un hombre de entre 40 y 50 años.

El gerente del Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS), José Miguel Beltran, explica que el dispositivo se activa ante la previsión de bajada de temperaturas a cero grados, según el aviso emitido por el Centro de Coordinación Operativa de Catalunya ( CECAT). En este sentido, el consistorio garantiza que la oferta de alojamiento a las personas sintecho se mantendrá mientras las bajas temperaturas puedan suponer un peligro grave para la salud y la integridad física. En 2018 la operación iglú se activó en dos ocasiones -una en febrero y una en marzo-.

Temas

Comentarios

Lea También