Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

null
Economía

La formación a distancia, de cerca

Más oferta formativa online y en más ámbitos que nunca. ¿Cómo distinguir el grano de la paja en un sector en cambio constante? 

Rafael Servent

Whatsapp

El sector español de la formación a distancia facturó en 2016 unos 1.300 millones de euros, tras experimentar un crecimiento interanual del 5,3%, según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa. La pujanza de este mercado, lejos de estancarse, se mantiene y acelera con unas previsiones que para el año 2017 (con datos provisionales) apuntan a un crecimiento del 5,4% y que, de confirmarse las perspectivas, podrían cerrar 2018 con un alza interanual del 5,5%.

Nunca como hasta ahora había habido tanta oferta y demanda de formación a distancia, y nunca había sido tan digital como hoy. La formación online domina este mercado, donde las universidades y escuelas de negocios ya están en minoría (el 43% de la facturación en 2016 fue para estos operadores), mientras el resto del negocio se lo reparte un ecosistema creciente de empresas.

Separar el grano de la paja es hoy una necesidad, y así es como surgen iniciativas como la que arrancó en junio de 2017 la Asociación Española de Normalización con la Norma UNE 71362 sobre Calidad de los materiales educativos digitales tras constatar, en palabras de Ana María Fernández-Pampillón, coordinadora del grupo de trabajo de esta norma y profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que «no había criterios ni pautas para la creación de material educativo digital» y que «ni profesores, ni desarrolladores, pero tampoco editoriales, tenían claras las limitaciones o ventajas».

De ahí la necesidad, en opinión de sus impulsores, de poner en el mercado sistemas de valoración «que guíen a los productores en la creación de los materiales educativos digitales, a los usuarios en su selección y a los evaluadores en su valoración».

Siempre habrá mal café
Lluís Pastor, director del eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y presidente de la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL) de España, lo resume así: «En formación online sigue habiendo dos velocidades; los que no se lo creen y los que sí». Y añade: «Los que no se lo creen, hacen una especie de simulacro educativo. Hay empresas que hacen cursos online copiando el paradigma de la formación presencial, usando los mismos materiales, con PDF, y se equivocan. Es más interesante lo que hace el Youtuber».

Aquí está una parte sustancial del cambio. A los centros de formación tradicionales certificados y a las editoriales históricas se les han añadido unos operadores que antes no existían, pero que en opinión de Lluís Pastor no alteran sustancialmente la calidad de la oferta. El mercado es mayor, pero no necesariamente peor.

«Al final, la formación es un servicio público pero también un negocio. ¿Qué es bueno? Aquello que la gente quiera seguir o por lo que pueda pagar» (Lluís Pastor, Director del eLearn Center de la UOC y presidente de la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL) de España)

«Al final -explica Pastor-, la formación es un servicio público, pero también es un negocio. ¿Qué es bueno? Aquello que la gente quiera seguir o por lo que pueda pagar. Tradicionalmente fueron los centros acreditados, pero ahora hay nuevos operadores. Hay que desdramatizarlo».

«Es como en el mundo de los cafés -ejemplifica Pastor-, donde tienes unas cafeterías gourmet, después una serie de franquicias que en general lo hacen bastante bien, y luego un volumen de bares donde te sirven un café infecto. Pues en la formación online hay lo mismo».

Lo que puede suceder (y está sucediendo) es que (siguiendo la metáfora de este profesional) haya nuevos actores que tomen el liderazgo de ese ‘café de calidad’ mientras algunas viejas glorias acaben por servir un café insufrible. Es el riesgo que, en su opinión, corren algunas editoriales.

«Las cosas más interesantes en e-learning ahora mismo están pasando en las corporaciones, y no tanto en las universidades o en los centros tradicionales» (Lluís Pastor, Director del eLearn Center de la UOC y presidente de la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL) de España)

«Internet ha cambiado los paradigmas -explica-, pero hay una parte del sector educativo, como es el caso del sector editorial, que no ha hecho más que intentar frenar los cambios porque no tiene modelo, y que no se quiere enterar de que hay que cambiar los procesos de educación, mientras otros agentes, como los youtubers, aplican un paradigma diferente en un mundo diferente».

Pero no sólo youtubers y bloggers han revolucionado el sector. Hace una década que las grandes empresas se han metido de lleno en la formación de sus empleados. «Las cosas más interesantes en e-learning ahora mismo están pasando en las corporaciones, y no tanto en las universidades o en los centros tradicionales», sentencia Lluís Pastor. El cambio se ha consolidado.

Las tendencias

  • Másters y postgrados El negocio de la formación a distancia en universidades y escuelas de negocios crece a tasas superiores a las del grupo de otras empresas, con un 7,7% frente a un 3,5%, respectivamente. Con los grados convertidos hoy, según fuentes del sector, en una mera commodity, los másters y postgrados son los que se disparan. Más y más profesionales en posesión de un título universitario obtenido en su día de forma presencial se matriculan ahora en estos postgrados en formato mixto (presencial y virtual) o cien por cien online.
  • Formación corporativa No son pocas las grandes empresas que llevan ya una década tomándose muy en serio el uso del e-learning para la formación de sus trabajadores. Saben lo que quieren y piden soluciones a medida, a menudo innovadoras, con unidades de formación más cortas, en formatos que abandonan la textualidad para abrazar lo audiovisual (e incluso la realidad aumentada) o que relegan la parte teórica a un segundo plano para centrarse en las situaciones profesionales, hablando de la realidad específica de esa organización.
  • FP online El e-learning desborda fronteras y empieza a alcanzar territorios hasta hace poco insospechados. Es el caso de la Formación Profesional, donde ya hay experiencias exitosas en ciclos formativos del área TIC, el marketing o la gestión de empresas. La gran asignatura pendiente (y previsiblemente el último gran salto) es entrar en la formación ocupacional (cursos del SOC, de sindicatos, de asociaciones empresariales...), donde la cultura de la presencialidad (esa firma en la hoja de asistencia) es todavía hegemónica.

Acerca del autor

Whatsapp

Temas

Comentarios