Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

tarraco18.jpg
Tarragona

Los dioses de la arena

El festival romano Tarraco Viva 2017 prosigue su programación repleta de actividades, en la que las recreaciones históricas de combates se disputan como la propuesta que reúne más afición

Cristina Valls

Whatsapp

A pesar de que se trataba de entretenimiento, los juegos de gladiadores de la antigua Roma incluían gran cantidad de leyes y de normas. Era toda una costumbre acudir a la arena para ver a tales dioses, quienes se disputaban en numerosas ocasiones la vida. «A pesar de que la población solía sentenciar, y las autoridades imperiales acababan decidiendo sobre sus destinos, no era habitual que un gladiador muriese en combate. Podía hacerlo después, cuando una herida se le complicaba», explicó ayer en el centro del Anfiteatro Romano el conductor de la actividad Jocs de Gladiadors Els herois del moment, un espectáculo nuevo en el marco del festival Tarraco Viva. 


El presentador del grupo de recreación histórica Tarraco Lvdvs presentó tanto a los perfiles sociales que se podían encontrar en la arena como las variedades de gladiadores que existían. «Los gladiadores podían llevar una red, un escudo y una espada (gladius), entre muchos otros artilugios. En base a eso, se les llamaba de una forma determinada u otra. También había gladiadoras y eran tan fuertes como ellos», prosiguió el presentador. 
Los falsos mitos

La compañía de recreación histórica Tarraco Lvdvs dejó ayer una panorámica tal que así en el anfiteatro romano. Foto: LLUIS MILIAN

A continuación presentó las figuras del árbitro de combate (summa rudis), del propietario de los gladiadores (lanista) o el instructor (doctore) que, la mayoría de veces se trata de un gladiador retirado. El momento álgido de la mañana fueron el de los falsos mitos de Hollywood desmontados. «Aún se desconoce el símbolo exacto que realizaba la población en base a si querían que un combatiente muriera (iugula) o viviera (vita), eso de los pulgares levantados fue una licencia americana, como muchas otras», destacó el conductor del espectáculo romano.

   
La diversión no se detuvo aquí, continuó con un programa repleto de propuestas que hicieron salir a grandes grupos de familias y amigos a la calle. Todos con su respectivo programa de mano, para no perderse. Algunos en la plaza del Pallol jugando a ser pompeyanos o hijos naturales de Tebas. Otro ejemplo fue la iniciativa que llevó a cabo Projecte Phoenix con clase magistral y recreación histórica sobre las diferentes magistraturas existentes en la antigua Tárraco. Se destacó la importancia de tener un censo. «Había que saber cuánta gente había y qué recursos podía ofrecer para pagar impuestos», se explicó en el Foro Provincial. Además, se constató que los edificios lúdicos, como el circo o el anfiteatro, eran los espacios donde se cerraban negocios.        
Los juegos de descubierta fueron el principal foco de los más pequeños en la zona del Portal del Roser con la actividad Secrets d’un centurió con el IBER. Arqueología, Patrimoni i Turisme. A lo largo del mediodía descubrieron pistas para encontrar un tesoro. Al mismo tiempo, las familias asistentes adquirieron nociones de la construcción de las murallas. «La construcción de las muralla deTárraco se produjeron durante la Segunda Guerra Púnica, los habitantes debían protegerse», informó la guía. 

Acerca del autor

Whatsapp

Comentarios