Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los investigadores del mar necesitan tus ojos

Ya son más de 1.400 los ciudadanos que, con sus fotos, se convierten en los ojos de los científicos en toda la costa

Norian Muñoz

Whatsapp
mar 1.jpg

Aunque parezca difícil de creer, para participar en investigaciones sobre el mar y sus ecosistemas no hace falta tener un título universitario ni sofisticados equipos; basta con un teléfono móvil y una mirada atenta. Y es que, gracias al programa Observadores del Mar, cualquiera puede compartir con un grupo de científicos nacionales e internacionales sus observaciones marinas.

Ya son 1.449 las personas que se han sumado a esta plataforma web coordinada desde el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona ICM-CSIC y han aportado 7.339 observaciones. Gracias a estas colaboraciones altruistas los investigadores hoy  pueden comprender mejor los efectos que tienen el calentamiento global, la contaminación, los cambios de biodiversidad, las invasiones de especies exóticas y la sobrepesca, entre otros.

¿Qué especie será ésta?

Cuenta Elisabetta Broglio, coordinadora de la plataforma que arrancó en 2012, que la idea surgió porque cada vez recibían más llamadas y correos de personas «alertando de fenómenos raros o de especies nunca vistas».

Hoy todas las fotos y comentarios que envían los ciudadanos son validados y comentados por el equipo científico y en el caso de ser particularmente interesantes se destacan en la portada de la plataforma y se difunden en las redes sociales.

Cuenta Broglio, doctora en ciencias del mar, que las observaciones de los ciudadanos ofrecen «datos muy valiosos para poder hacer el seguimiento de fenómenos que ocurren en el mar; datos en el tiempo  y  en el espacio que sin la ayuda de los ciudadanos no se podrían recoger... También aportan la experiencia de quienes conocen su zona muy bien, porque por trabajo o por ocio la han estado observando de forma seguida durante años y pueden detectar cambios... Al final  es una oportunidad de diálogo con los ciudadanos, una ventana al conocimiento que permite intercambiar información en las dos direcciones, ambos lados aprenden».

Los ciudadanos han ayudado a detectar especies invasoras

Cuando se le pregunta si las observaciones les han ayudado a hacer hallazgos importantes, responde categórica que sí. «Un ejemplo son las primeras apariciones de especies invasoras o la mortalidad masiva de organismos. Son muy difíciles de detectar en las primeras fases y una vez detectadas es más fácil hacer el seguimiento y buscar soluciones», explica.

Los ciudadanos interesados en participar sólo deben registrarse en la página web (observadoresdelmar.es) para comenzar a subir sus fotos y rellenar las fichas con los datos del hallazgo. Se puede participar en trece proyectos distintos, el más reciente de ellos es el de las nacras (una especie de molusco endémico del Mediterráneo), actualmente en serio peligro. Participan desde personas particulares hasta clubes de submarinismo o pesca, por ejemplo.

De medusas a esponjas

Uno de los proyectos más conocidos es el de las medusas, pero Broglio aclara que no es el único que  despierta el interés de los observadores. «Las medusas molestan a los bañistas que se preguntan siempre si habrá más o menos y qué hacer en caso de picadura, por lo tanto hay mucho interéspor conocer la problemática, pero hemos constatado que los observadores han aprendido a mirar el mar de otra forma, y que a mdida que se abren nuevos proyectos científicos se interesan también por otros organismos menos ‘mediáticos’ (como algas, esponjas, moluscos, corales, crustáceos, etc) y fenómenos que también producen nuevos retos científicos».

Relata que al inicio del proyecto recibían más observaciones en verano, cuando la gente va más a la playa y a hacer actividades acuáticas, pero ahora los colaboradores saben que los datos que se recogen todo el año son muy valiosos.

Del otro lado, del de los observadores, destaca que no sólo van educando su mirada y obteniendo cada vez más conocimientos, sino que adquieren conciencia de que el medio marino no es sólo un sitio de recreo, una piscina de agua salada. Broglio comenta que  «con el proyecto plástico cero lo hemos visto claramente: desde que hemos enseñado a los ciudadanos la cantidad de micro y macroplásticos que se encuentra en nuestras playas y que llegan al mar por negligencia humana, antes de tiran un bastoncillo de los oídos por el wc la gente se lo piensa dos veces... Estamos dando motivos a los ciudadanos para mirar el mar con otros ojos y descubrir su belleza, la variedad de los organismos que componen los ecosistemas marinos y las problemáticas que está sufriendo y, a la vez, estamos concienciando a nuestros investigadores de la importancia de abrirse a la sociedad y de compartir el conocimiento».
Si vive o visita Tarragona, una oportunidad de acercarse al proyecto puede ser visitar la exposición ‘Mediterrani. El nostre mar como no l’has vist mai’, que estará abierta hasta el 30 de julio en el Caixaforum. En la muestra, muy completa, vivencial y recomendada para toda la familia, hay un módulo de Observadores del mar.

Los 13 proyectos

Quienes forman parte de Observadores del Mar colaboran en 13 proyectos, he aquí algunas de sus fotos. 1.Lenka Juskanicova 2. Assoc. Pesca Submarina de Barcelona 3.Marta I. Terry López 4.L. Juskanicova 5.Carla Alonso 6.Assoc. Pesca Submarina de Barcelona 7. L. Juskanicova 8.Guillem Mercadal 9. ActionSport Prodive Mallorca 10.Miquel Pontes 11.M. I. Terry López 12.Assoc. Pesca Submarina de Barcelona 13.A.S. Prodive Mallorca

1. Nacras, el proyecto más reciente

La nacra (Pinna nobilis) es una especie de molusco bivalvo endémica del Mar Mediterráneo. Puede alcanzar un metro de longitud y vivir más de 40 años. En la actualidad la especie está amenazada y desde el año pasado sufre una mortalidad más alta de lo normal.

2. Plástico 0

Más del 60%  de los residuos que se acumulan en los océanos y costas son plásticos y más de un tercio de las muertes de tortugas marinas es por su causa.

3. Alerta medusas

Las medusas son los organismos vivos más primitivos conocidos. Desde el 2008 científicos del ICM siguen su proliferación en las aguas litorales de Catalunya.

4. Crustáceos decápodos

Cangrejos, gambas, bogavantes, langostas, cigalas... son un grupo muy diverso y a la vez poco conocido.

5. Aves marinas

La mayoría de observaciones de aves están hechas desde tierra, y muy pocas desde el mar; por esta razón son tan valiosas.

6. Peces invasores

Un grupo de científicos especializados en peces está monitorizando la llegada al Mediterráneo de nuevas especies.

7. Familia signátidos

Los caballitos de mar y los peces pipa o aguja son muy especiales por su estructura corporal y su biología y son muy vulnerables.

8. Praderas marinas

Las fanerógamas marinas son claves, albergan gran cantidad de especies, ayudan a mantener el agua limpia y atenúan el oleaje.

9. Atención corales

 Los científicos analizan las consecuencias del cambio climático en las poblaciones de corales nativas, y la colonización de éxóticas.

10. Esponjas introducidas

Algunas especies  de esponjas tropicales han sido introducidas accidentalmente como consecuencia de las actividades humanas en el Mediterráneo y se conocen poco.

11. Peces mediterráneos

Todavía se desconocen los hábitos y distribución de muchas especies; la mayoría de los estudios son sobre las comerciales.

12. Basura del fondo

La basura marina provoca cambios importantes de diversidad favoreciendo un tipo de organismos frente a otros.

13. Algas invasoras

Es necesaria una información actualizada de las especies que ya actúan como invasoras y de las nuevas incorporaciones.

Temas

Comentarios

Lea También