Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

null
Economía

¿Necesito un máster?

El mundo de los masters ha crecido exponencialmente a lo largo de la última década. ¿Hasta qué punto contribuyen a aumentar nuestra empleabilidad?

Rafael Servent

Whatsapp

Entre los cursos académicos 2012-2013 y el 2016-2017, el número de masters universitarios oficiales en Catalunya creció un 21%, al pasar de los 473 a los 572, según datos de la Secretaria d’Universitats i Recerca de la Generalitat de Catalunya.

La eclosión de masters y postgrados se ha disparado en la última década, de la mano de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior iniciado en la década del dos mil, y lo que hace veinte años era prácticamente un monocultivo de MBAs y un grupo contado de postgrados de Marketing, hoy abarca todas las áreas de conocimiento, desde las Ciencias Sociales a las materias más tecnológicas.

«Queremos masters que respondan a las demandas de la sociedad» (Montse Giralt, Vicerrectora de la URV)

Un claro ejemplo de este fenómeno es la Universitat Rovira i Virgili (URV), donde sólo en este último año se han puesto en marcha seis nuevas titulaciones de postgrado. «Nuestra filosofía -explica Montse Giralt, vicerrectora de Política Acadèmica i de la Qualitat de la URV- es tener masters en todos los ámbitos en los que tenemos grados (las antiguas licenciaturas) y doctorados, que respondan a las demandas de la sociedad, y por eso han aparecido tantos masters en estos últimos años».

Una explicación a este fenómeno multiplicador la da Josep Pallarès, director general de Universitats de la Generalitat de Catalunya, que explica que la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación Superior ha provocado que «muchas universidades que tenían titulaciones propias las hayan pasado a masters oficiales, porque la demanda social es que tengan un reconocimiento oficial».

Un plus para encontrar trabajo
«El reconocimiento como título oficial [de estos masters] tiene un peso en el mercado laboral», destaca Pallarès. Pero... ¿hasta qué punto? ¿Cómo de necesario es hoy o va a serlo en un futuro contar con una titulación añadida a la licenciatura universitaria (hoy grado) para poder competir en el mercado laboral?

«Reconocer un máster como título oficial tiene un peso en el mercado laboral» (Josep Pallarès, director general de Universitats)

Un reciente estudio elaborado por Adecco e Infoempleo cifraba en cuatro de cada diez empresas españolas (un 39,2%) las que valoran muy positivamente que los candidatos que se presentan a sus demandas de titulados universitarios cuenten con estudios de postgrado. En Catalunya, el 8,04% de las ofertas laborales en 2016 requerían la posesión de un título de postgrado, según este informe.

Cuatro de cada diez empresas españolas valoran muyn positivamente los postgrados en sus ofertas de empleo para universitarios

Con el MBA todavía a la cabeza, aunque ya no hegemónico (un 47,82% de los postgrados solicitados eran MBAs, mientras el restante 52,18% pertenecía a otras materias), la Administración de Empresas es el área en la que más se valoran los postgrados en Catalunya: un 22,96% de las ofertas laborales piden contar con un postgrado y, de ellas, el 60,33% especifica que debe ser un MBA.

Marketing, comunicación y contenidos (con un 22,23% de las ofertas laborales en Catalunya incluyendo entre sus requisitos la posesión de un postgrado), junto al sector legal  (21,04%) y de Recursos Humanos (17,79%) siguen a la cabeza de este ranking, que cierra la atención al cliente, donde apenas un 0,85% de ofertas solicitan como requisito un postgrado.

Carlos Moratal, manager de Spring Professional, división del Grupo Adecco especializada en perfiles de alta cualificación, explica que, aunque es cierto que el número de masters y postgrados se ha multiplicado exponencialmente en estos últimos años, siguen siendo sólo un plus en los procesos de selección. «El máster es valorable -cuenta Carlos Moratal-, pero la experiencia profesional acaba pesando más que la formación específica que puedas tener».

Mandos intermedios
Si hace una década el panorama de las ofertas laborales que requerían un postgrado se limitaba a poco más que a posiciones directivas en las que se solicitaba un MBA, «ahora los postgrados han llegado a las posiciones intermedias, con especializaciones», explica Carlos Moratal, de Spring Professional, que añade que «el mundo laboral lo está pidiendo cada vez más, porque solo con la carrera generalista te quedas absolutamente cojo». Pero insiste: «El hecho de tener o no un postgrado es muy raro que te haga entrar o no en un proceso de selección».

«Por el mero hecho de tener un máster no vas a cobrar más dinero» (Carlos Moratal, Spring Professional)

Eso sí, la forma de entrar es distinta. Pocas veces hoy se excluirá a un candidato de un proceso de selección por no tener máster, pero en cambio ese postgrado dará «una carta de presentación más bonita», que hará que el seleccionador asocie al candidato valores como «la cultura del esfuerzo, la voluntad de aprender o la adaptación al cambio -explica Moratal-, porque el hecho de haber conseguido una titulación de máster lo que te dice es que esta persona tiene la voluntad de empezar y acabar las cosas».

Más allá de esa tarjeta de visita con empaque, las ventajas de contar con uno de estos certificados son mucho más modestas. Entre un candidato con título universitario ‘pelado’ y otro con máster, «la experiencia y las competencias personales siguen primando por encima de la formación, porque las competencias se trabajan y se adquieren trabajando», insiste este profesional de la selección laboral.

Para Spring Professional, a la larga es más importante la actualización continua con webinars y cápsulas formativas que los conocimientos que te pueda dar un máster

En este punto, es mucho más relevante la formación continua que los conocimientos específicos que se puedan adquirir con un máster. «Con un máster cursado en 2010 -explica Moratal-, esos conocimientos ya no te servirán en 2020. Si no te has actualizado con un montón de webinars y cápsulas formativas, no es que el máster pierda valor, porque haberlo conseguido transmite un mensaje muy poderoso al empleador, pero entonces cada año tendrías que cursar un nuevo máster para actualizarte».

No es sinónimo de salario
Tras la pregunta de si necesitaremos un máster para mantener en buena forma nuestra empleabilidad surge la de la remuneración. Y, aunque muchas veces conseguir un máster conlleva poder aspirar una promoción profesional que vaya acompañada de una mayor retribución, ni de lejos hay aquí una relación de causa-efecto, por mucho que algunas escuelas de negocios quieran venderlo así en sus MBAs.

«¿Es recomendable cursar un máster?», se pregunta Carlos Moratal, de Spring Professional. «Sí -responde-, pero se ha de hacer por lo que se ha de hacer. Si es para aprender, para tener la oportunidad de estar en un espacio donde encuentras otra gente como tú y para crecer, es muy recomendable. Si es sacarte el máster en la escuela de negocios para después ir a tu jefe a que te suba el sueldo, te equivocas, eso no va así. Y cambiando horizontalmente a otra empresa, por el mero hecho de tener un máster no vas a cobrar más dinero».

Más internacionales

Junto a la ampliación de la oferta de masters en áreas hasta ahora sin apenas presencia, la gran tendencia es la internacionalización. La oferta de másters Erasmus Mundus (impartidos conjuntamente por diversas universidades de distintos países) con presencia de universidades catalanas llegará a los 28 másters el próximo curso 2018-2019. En el curso anterior, la cifra era de 22 másters.

Muchas veces, «este tipo de másters son muy especializados -explica Josep Pallarès, director general de Universitats de la Generalitat de Catalunya-, ligados a grupos de investigación donde la universidad es puntera», y la tendencia es a agrupar «universidades de referencia a nivel europeo o mundial» en determinadas áreas de conocimiento, haciendo que los alumnos del máster encadenen semestres en cada uno de esos centros universitarios.

Acerca del autor

Whatsapp

Temas

Comentarios