Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

null
Economía

Revolución exportadora en las pymes

El número de empresas que exportan en la demarcación de Tarragona ha crecido un 53,1% en diez años: el fenómeno se dispara

Rafael Servent

Whatsapp

Hace diez años, con el arranque de la Gran Recesión, las pymes se lanzaron a exportar como nunca lo habían hecho. Una década después, el número de empresas exportadoras de la demarcación de Tarragona y el valor de los bienes exportados han crecido hasta alcanzar niveles nunca vistos.

Entre los años 2007 y 2017, el número de empresas de las comarcas del sur de Catalunya que exportaban pasó, según datos del Icex, de 2.033 empresas a 3.113 empresas, lo que supone un crecimiento acumulado del 53,1%. De esas empresas, 979 eran exportadoras regulares (que han exportado de forma consecutiva durante los últimos cuatro años), con un incremento acumulado del 43,5%.

En la demarcación de Tarragona hay 3.113 empresas exportadoras

Datos de récord que se suman a los que registran los del valor de esas exportaciones. En 2017, las ventas al exterior de las comarcas de Tarragona aumentaron un 21,6% respecto al año anterior, hasta situarse en los 8.679,6 millones de euros. El pasado mes de enero (últimos datos disponibles), el crecimiento interanual fue del 8,5%, hasta los 703 millones de euros. ¿Hasta dónde podrán seguir creciendo? ¿Hay un techo para este ritmo exportador?

Sin límites
En opinión de Joan Romero, consejero delegado de ACCIÓ, organismo dependiente de la Generalitat de Catalunya dedicado al impulso de las empresas y al apoyo a su internacionalización, «aunque el crecimiento es espectacular, desde un punto de vista de potencial empresarial no hay techo, aunque sí puede haber factores externos que influyan, como el precio del crudo o el proteccionismo».

Hay un crecimiento muy notable entre los exportadores regulares, que en las comarcas del sur de Tarragona suman 979 empresas

Romero destaca el «notorio crecimiento en los exportadores regulares», pero también el de las empresas exportadoras ocasionales, donde augura el mayor potencial de crecimiento: «Si conseguimos que regularicen sus exportaciones [es decir, que encadenen cuatro años consecutivos exportando], hay mucho potencial para crecer».

Las pymes se revolucionan
Si hay un protagonista en este boom exportador a lo largo de estos últimos años, sin duda son las micro, pequeñas y medianas empresas. Lanzarse a por los mercados exteriores cuando el mercado doméstico cae en picado es un mecanismo de defensa de manual para cualquier empresa. Grandes empresas y multinacionales han puesto el foco en la exportación cuando los compradores locales aflojaban. También lo han hecho las pymes.

«Una vez que la crisis aflojó, las pymes han seguido exportando»  (Joan Romero, ACCIÓ)

Aunque los datos estadísticos publicados por el Icex no distinguen por tamaño de empresas, es indudable que las multinacionales y grandes empresas presentes en nuestro territorio han sido siempre exportadoras. La necesidad de una caída en el mercado doméstico les ha llevado a incrementar sus esfuerzos internacionales, pero en ningún caso a empezar de cero. En buena lógica, el grueso de las incorporaciones empresariales a este grupo de exportadores refleja un perfil de pyme, en la mayoría de los casos exportadora por necesidad.

Pero de la necesidad, estas pymes han hecho virtud. A diferencia de con otras crisis, en las que una recuperación económica en el mercado doméstico tradicional solía ir acompañada de un abandono de esos mercados internacionales abordados por pura necesidad de supervivencia (vender local es aparentemente más sencillo, más barato...), en esta ocasión las pymes no se han echado atrás. «Una vez que la crisis aflojó -constata Joan Romero, de ACCIÓ-, hemos visto que las pymes han seguido».

Hay una diferencia respecto a otras crisis que, a su entender, explica este fenómeno: «La crisis ha sido muy larga, y las empresas han tenido tiempo de trabajar con mercados exteriores e identificar que su mercado es el mundo; ha habido un cambio de mentalidad muy notorio en la internacionalización y, en lugar de volver a sus mercados de origen, muchas han decidido abrir un tercer mercado».

«Muchas empresas nacen pensando directamente en un mercado internacional» (Teresa Forrellat, Pimec)

No sólo se está ampliando el número de empresas exportadoras, sino que están ampliando sus mercados. «Las empresas exportadoras han aumentado también los mercados con los que trabajan», explica Joan Romero, que destaca que se trata de «un cambio de estrategia muy notable».

Nativas globales
Ese cambio de estrategia lo corroboran desde la patronal de micro, pequeñas y medianas empresas Pimec, donde destacan el fenómeno de las nuevas empresas ‘nativas globales’. «Muchas empresas o micropymes que se crean hoy -explica Teresa Forrellat, técnica del departamento Internacional de Pimec- nacen directamente pensando en un mercado internacional, y Internet también facilita las cosas».

Las que nacieron hace más tiempo, pensando en un mercado local que en el mejor de los casos abarcaba el ámbito estatal, han descubierto que mirando más allá de esas fronteras pueden romper muchas limitaciones. «Quizás es cierto que la crisis ha sido más larga y que eso ha contribuido a asentar el cambio -sostiene Teresa Forrellat-, pero una vez rompes el chip de que es difícil exportar, y ves que puedes lograrlo, volviendo al mercado interno quizás sí que toques techo, mientras que rompiendo esta barrera ves que no hay límites».

Acerca del autor

Whatsapp

Temas

Comentarios