Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Siete consejos para evitar el mosquito tigre y sus picaduras

Raúl Cosano

Whatsapp

La reacción que se produce en nuestro organismo tras la picadura del tigre suele ser mayor que la del mosquito común. La inflamación suele alcanzar un tamaño considerable, el dolor convertirse en más intenso, puede provocar incluso fiebre y afectar a una zona más amplia que la del entorno de la picadura. 

«El tigre es mucho más agresivo, pica 100 veces más que el común. Son más activos, siempre quieren picar mucho», indica Raül Escosa, del Consorci de Polítiques Ambientals de les Terres de l’Ebre (Copate). Las picaduras son abundantes, mucho más molestas y casi siempre diurnas. 

Hasta aquí no se puede hablar de una peligrosidad mucho mayor. Sin embargo, los expertos afirman que el gran problema del llamado Aedes albopictus es su faceta de portador de numerosas enfermedades tropicales, como la fiebre amarilla o el virus del Nilo, entre otras. 

En total, el mosquito tigre es un potencial transmisor de más de 22 enfermedades infecciosas, entre las que también se incluye el chikungunya, el dengue o el zika. A pesar de la reciente expansión de esta última enfermedad por diversos países, la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) considera que el riesgo de transmisión del virus en España es «prácticamente nulo», aunque reconoce la posibilidad de que se dé algún caso autóctono por la presencia del mosquito tigre en el territorio. 

¿Cómo curar las picaduras?

Lavar y desinfectar bien la zona de la picada. El tratamiento es sintomático. En caso de que persistan las molestias, consultar al médico. 

En caso de utilizar un repelente se precisa: 

  • Usarlo sólo en el exterior y durante el tiempo necesario. Cumplir las instrucciones de uso.  
  • No aplicarlo en menores de dos años. En niños más grandes se evitará siempre que se pueda. 
  • No aplicar sobre las manos ni sobre la ropa. 

1. Evitar las acumulaciones de agua en casa

maceta.jpg

Vaciar dos veces por semana los recipientes del exterior que puedan caumular agua: juguetes, ceniceros, cubos, platos bajo los tiestos o piscinas de plástico. 

2. Vaciar picas y balsas

Vaciar dos veces por semana o tapar con tela mosquitera espesa las picas y las balsas pequeñas que pueda haber en casa. 

3. Evitar que se acumule agua en canales o desguaces

Evitar acumulaciones de agua en zonas de drenaje o canales de desguaces. 

4. Eliminar agua de los recipientes

Eliminar el agua de los recipientes, donde se pueden encontrar larvas del mosquito. 

5. Evitar agujeros y depresiones del suelo

Evitar agujeros y depresiones del suelo donde se pueda acumular agua y tapar los boquetes de los troncos de árbol con arena. 

6. Telas y mosquiteras para evitar su entrada

Podemos evitar la entrada del mosquito al edificio colocando telas mosquiteras que impidan el paso por ventanas, puertas y otras aperturas. 

7. Ropa de manga larga

Es recomendable llevar ropa de manga larga y pantalones largos (mejor si son de color claro), así como calcetines. 

Temas

Comentarios

Lea También