Tarragona

Cerdos, cotorras, siluros... ¡Vienen a invadirnos!

Diversas especies foráneas han invadido las comarcas de Tarragona y se han adaptado al medio natural afectando a nuestros ecosistema y economía

El caracol manzana ha invadido el Delta de l'Ebre. Fotos: Joan Revillas/Thinkstock

Sí, sí, ha leído bien el titular. «Vienen a invadirnos». Son exóticos y llegan de incógnito sin que llame la atención su presencia hasta que son más que una amenaza. Suelen ser agresivos hacia otros animales autóctonos y el entorno. No sólo afectan al ecosistema en términos de biodiversidad, también en los económicos. Ya están aquí y no se quieren marchar. Son las especies invasoras.  

Se encuentran fuera de su área de distribución natural y tienen la capacidad de sobrevivir, reproducirse y esparcirse por los ambientes naturales y pueden producir impactos considerables en los ecosistemas naturales, a otras especies o a las actividades humanas y económicas. 

Son uno de los mayores problemas por la conservación de la biodiversidad. Las cotorras argentinas, el siluro, el cerdo vietnamita, el mosquito tigre, el cangrejo americano o el caracol manzana son algunas de estas especies exóticas invasoras.

El cangrejo azul.

En Catalunya hay un total de 1.235 especies exóticas entre flora y fauna. Pero no todas ellas son invasoras. Solo el 14%, 177 en concreto, tienen un comportamiento invasor. Más de 50 son animales, bestias invasoras.

En Catalunya han sido introducidos accidentalmente numerosos organismos exóticos invasores, principalmente insectos y plantas. Aunque muchas de estas especies han sido traídas como animales de compañía y para la acuariofilia. En este reportaje nos centramos en la fauna.

Tarragona, sobre todo las Terres de l’Ebre por sus características geográficas, localización, población y diversidad de hábitats y actividades, es uno de los territorios donde este problema es más acusado.

Un problema de todo el territorio
Toni Curcó, técnico del Parc Natural del Delta de l’Ebre, explica que «el Delta tiene un ambiente de humedal y con una geografía que resulta muy variada, desde arrozales a sistemas marinos. Esto facilita que una especie pueda llegar y encontrar su nicho».

Según expone Toni Curcó, hay dos factores que aceleran la aparición de especies invasoras: «El aumento de tráfico humano y mercancías y el hobby de tener especies en cautividad. El caracol manzana surgió de una empresa que los tenía en cultivo en agua dulce y ese fue el foco desde el que se expandió».

«Encontramos especies invasoras desde mediados del siglo pasado. El problema es que en los últimos años ha habido una aceleración de la frecuencia con la que aparecen. Ahora cada dos o tres años encontramos especies nuevas», narra el técnico del Parc Natural del Delta de l’Ebre. 

Curcó apunta que «cuando las descubrimos ya hace tiempo que están establecidas con unas tasas de reproducción muy elevadas y resulta imposible sacarlas de aquí». En la geografía ebrense se han llegado a encontrar pirañas, pero que por suerte no se han llegado a adaptar.

Raül Escosa, director técnico del Consorci de Polítiques Ambientals de les Terres de l’Ebre (Copate), explica que «es importante concienciar a la población desde las escuelas y que haya mucha comunicación respecto a estas especies. En el mosquito tigre, por ejemplo, es importante saber que en su mayoría viven en las zonas húmedas de las casas». 

«Hay un 20% restante que vive en zonas comunitarias como sumideros, fuentes o alumbrados. Se está desarrollando acciones innovadoras de control de expansión en Ulldecona, La Sénia, Alcanar y Sant Carles de la Ràpita», añade Escosa.

El mito de la mosca negra
En contra de la creencia popular de que la mosca negra es una especie invasora, en realidad es un animal autóctono. El problema se ha acentuado porque con la transformación del río Ebre, el aumento de las temperatura y el descenso del caudal, se ha disparado su expansión.

Así nos encontramos en un escenario en el que la mosca negra ha colonizado las Terres de l’Ebre y también aparece en el Camp de Tarragona.

1. Picudo rojo

Conocido como el Morrut de les Palmeres, es un escarabajo de origen asiático que devora palmeras. Aterrizó en el Baix Penedès en el 2005 y está muy extendido. Afecta a las palmeras canarias y en menor proporción a otras especies de palmeras. Los primeros síntomas son anomalías en la estructura de la copa que acaba por aplanarse. 

2. Cangrejo azul

Es una especie omnívora de grandes dimensiones que se alimenta de moluscos, otros crustáceos, anélidos, pequeños pescados y materia vegetal. Es muy agresivo para nuestro ecosistema, ya que sobre todo devora mejillones. A finales de 2012 se localizó el primer ejemplar en las Terres de l’Ebre, donde se ve en playas y lagunas. 

3. Caracol manzana

Es una de las especies invasoras más mediáticas de las Terres de l’Ebre, ya que se come el arroz en una fase primeriza de su producción y afecta a su economía. Apareció por primera vez en 2009 y se están buscando medidas para convivir con él, ya que erradicarlo parece imposible por la interconexión de canales de agua dulce en el Delta. 

4. Gambusia

Procedente de Norteamérica, se introdujo en los años 60 y 70 para combatir la sobrepoblación de mosquitos. Vive en el Baix Penedès y las Terres de l’Ebre, donde ha provocado el desplazamiento del samarugo, una especie en peligro de extinción que sólo se halla en el Delta y algunas localidades de la Comunitat Valenciana. 

5. Avispa asiática

Recientemente se han detectado los primeros nidos de avispas asiáticas en la provincia, concretamente en Segur de Calafell. Puede resultar una amenaza para abejas y avispas. Hasta ahora había llegado hasta el Baix Llobregat. Los enjambres de Segur demuestran su expansión, que sigue imparable, hacia el sur.

6. Cangrejo rojo americano

Se introdujo en la Península en los años 70 con fines comerciales para su pesca. Se encuentra en el Delta de l’Ebre, y las riberas de ríos como  el Gaià, el Francolí o el Montsant. Afecta a la agricultura en las infraestructuras como puentes y diques. Se ha extendido como una plaga pero no se puede comercializar como especie pescable. 

7. Cotorra argentina

Conocida también como cotorra de pecho gris, está expandida en todo el Camp de Tarragona a partir de una colonia en cautividad que había en Cubelles. Hace los nidos principalmente en palmeras y genera molestias por ruido y daños importantes a la agricultura, sobre todo a las tomateras.

8. Mosquito tigre

Extendido en la provincia, se extiende por el tráfico humano y se acumula en zonas húmedas de casas privadas. De origen asiático, actualmente en Catalunya no actúa como transmisora de enfermedades, pero sí en otros puntos del planeta. La ciudadanía juega un papel en su control evitando acumulaciones de agua para prevenir focos de cría.

9. Mejillón cebra

Está presente en aguas dulces y necesita de sustratos artificiales. Se encuentra en la parte alta del río Ebre entre Flix y el embalse de Riba-roja, en canales del Delta y también en el embalse de Guiamets. Originario de los mares Negro y Caspio, se detectó a principios de los 2000 y afecta tanto a infraestructuras como a las especies autóctonas.

10. Cerdo vietnamita

La expansión de los cerdos vietnamitas es un hecho por todo el Camp de Tarragona y también la ciudad. Todo apunta a que su origen en la zona surgió del abandono después de ser adquirido como mascota. Pese a que se ha evitado su cruce con jabalíes autóctonos, ha sido imposible dando lugar al ‘cerdolí’, una nueva especie invasora.

11. Cucaracha americana

Campa por Tarragona y localidades  portuarias y ribereñas como Tortosa. Es uno de los retos de ambas ciudades que llevan a cabo medidas para controlar su proliferación. Los problemas superan lo higiénico: pueden contaminar alimentos, incrementar el riesgo de enfermedades y generar alergias.

12. Siluro

Introducido en el Ebre en los años 70 por alemanes para la pesca deportiva, ha causado una fuerte reducción de las comunidades de peces autóctonos en el río. Es un animal de agua dulce que se mueve por el caudal más arriba del delta ebrense, desde Amposta hasta el embalse de Riba-roja. Su pesca se permite hoy en día.

13. Rana toro

Su nombre ha vuelto a los medios este verano tras la alerta de su reproducción en el Delta de l’Ebre, después que en 2012 se hallara un primer ejemplar controlado. Procede de Norteamérica y se encuentra entre las más nocivas del mundo. Las autoridades competentes están intentando aislarla para evitar su expansión.

14. Perca americana

También conocida como black bass es una especie nativa de Norteamérica que habita en el río Ebre, en el pantano de Riba-roja desde la década de los 50 para la pesca deportiva. Ha desplazado especies autóctonas por su gran poder de depredación. Con la aparición de nuevas especies invasoras como el siluro, el black bass se halla en su peor momento. 

15. Y lo que vendrá: Mosquito japonés

Llega con potencial para transmitir enfermedades como el virus del Nilo Occidental, el dengue o la Chikunguña. Se acaba de detectar en Asturias. Se diferencia del tigre porque es de color marrón, algo más gordo y las rayas del tórax no son blancas sino doradas. Es menos urbano y agresivo y resiste mejor los ambientes fríos. 

Sigue navegando