Catalunya

Ordino Arcalís, la mejor opción para disfrutar de la Semana Santa

Es la meca del esquí fuera de pista con cotas que alcanzan los 2.626 metros

Previsión meteorológica y parte de nieve del fin de semana del 23 al 25 de febrero.

Pasar la Semana Santa en la nieve no es una idea tan descabellada y de hecho, una de las mejores alternativas es la estación de Ordino Arcalís, una joya andorrana.  

Ubicada en la parroquia de Ordino, a tan sólo 22 kilómetros de la capital, su orientación noroeste la convierte en uno de los complejos invernales con la temporada más larga de los Pirineos con impresionantes paisajes abetales. No obstante, sus instalaciones son un buen ejemplo de cómo integrarse en el medio natural sin perjudicarlo.

Pero ese respeto hacia el entorno no mengua, sin embargo, la capacidad de Ordino Arcalís a la hora de ofrecer excelentes servicios a los amantes del esquí y del snowboard. Sus instalaciones cuentan con 6 pistas de esquí verdes, 6 azules, 11 rojas y 2 negras y se trata de un lugar ideal para aprender, incluso, con los pequeños de la familia. 

Así, el complejo cuenta con el Family Park, un espacio diseñado especialmente para esquiar con niños, junto al bosque, con tres circuitos de diferentes niveles aptos para disfrutar en familia. De la misma manera, la estación presume de tener la pista de esquí para principiantes más larga de los Pirineos, la Megaverde, que cuenta con nada más y nada menos que 8 kilómetros de recorrido. Asimismo, para esquiadores a partir de 6 años, la escuela imparte clases de esquí y snowboard en todos los niveles y dispone de cursos para aprender a esquiar o perfeccionar otras disciplinas, como el telemark, freeride y freestyle.

La estación andorrana de OrdinoArcalís. FOTO: Cedida

Sin embargo, al mismo tiempo Ordino Arcalís también apuesta por el deporte más extremo y es la meca del esquí fuera de pista con cotas altísimas que alcanzan los 2.626 metros. La estación andorrana ha apostado por el freeride y cuenta con 130 itinerarios y 21 zonas para practicarlo. Esta temporada, además, ha inaugurado unas puertas para indicar los puntos de acceso a las zonas de fuera de pista más conocidas

Asimismo, los snowboarders también tienen su espacio, un snowpark situado a 2.100 metros de altura que cuenta con nieve de calidad excepcional, repartida en más de sus 15.000 m2 de superficie. Además, dispone de múltiples módulos, barandas de doble tubo y rectangulares, un jump y una pirámide.

Y para los que aún quieren más, hay excursiones con motos de nieve, tanto de día como de noche, para descubrir los rincones con más encantos de la montaña. Y todo ello aderezado con un restaurante que prepara platos caseros y un trato muy familiar.

Sigue navegando