Costa

Calafell se pone 'pin up'

Durante el fin de semana celebra el Festival Rockabilly que traslada a la localidad a los años 50

Calafell vive hasta el domingo en los años 50 con banda sonora rockabilly, western swing, rhythm & blues, boogie woogie y doo wop. 
Peinados, maquillaje y tatuajes. Faldas de tubo o shorts de corte alto y estilo pin up para ellas y vaqueros y ropa de trabajo Dickies, tupés y botas para ellos.

Hasta el fin de semana Calafell acoge conciertos, exhibiciones de baile, desfiles de los míticos coches y motos americanos de la época y miles de visitantes que viven su pasión rockabilly.

18 ediciones
El High Rock-a-billy de Calafell, que ya cumple 18 ediciones  es uno de los más destacados de país por el número de visitantes, participantes y grupos de música de diferentes países.

Baile en una pista del certamen.

Es a partir de este viernes que la efervescencia de lo que los participantes definen como un estilo de vida inunda Calafell. 
El grueso de los conciertos es el pabellón Joan Ortoll. A partir de las 21.45 se suceden los conciertos con grupos como he Doel Brothers, Mac Stevens, Art Adams, Charlie Hightone, The Delta Bombers, John Lewis & His Trio, o Roy Dee & the Spitfires. Este viernes se hará un tributo al legendario Sony Burgess, que hace unos años participó en el festival.

4.000 visitantes
Más allá de los conciertos, la fiesta se traslada a las calles con más de 4.000 visitantes que muestran el estilo de los 50 y 60 americanos. Desde hace días que ya llevan los locales de calafell que además están decorados para la ocasión y con música de la época.

Los conciertos atraen a gran cantidad de público. FOTO: JORDI TARGA

Una las atracciones más espectaculares es la gran presencia de coches americanos aparcados en las calles y el mercado de ropa, complementos y discos, muchos de ellos piezas de coleccionista.

Para Calafell el festival es una forma de alargar la temporada turística que ayuda al sector hostelero y de restauración.

Mira cómo es la fiesta:

Sigue navegando