Costa

Cambrils: Robo de joyas mientras dormían

Un vecino de la calle Josep San Martín denuncia a la Policía Local que se levantó de la cama y vio que las joyas de encima de un armario habían desaparecido. La casa también estaba patar arriba. Es el tercer robo importante en cinco días

Preocupación en Cambrils tras las últimas denuncias registradas por robos en viviendas. Hace unos días, unos ciudadanos franceses explicaron a la Policía Local que les habían entrado en casa y robado dinero, joyas, móviles... mientras cenaban y charlaban en la terraza. Los ladrones aprovecharon ese momento para irrumpir y a pesar de que en la vivienda había cuatro personas, actuaron y se llevaron un suculento botín valorado en miles de euros.

Después de este robo silencioso en una de las calles de la zona de Vilafortuny, hace unos días saltaba la alarma en otra vivienda de la calle Botticelli, también en la zona de Vilafortuny

Los hechos se registraron en la medianoche del viernes al sábado cuando la alarma de la vivienda se activó y registró el movimiento de un mínimo de dos personas. La vivienda es de segunda residencia y su titular vive fuera de Catalunya.

Se desconoce el botín que se llevaron los delincuentes (los propietarios deben bajar a Cambrils para presentar formalmente la denuncia), pero sí que no pudieron abrir una caja fuerte que había en el chalet. Las imágenes forman parte de la investigación para identificar a los dos ladrones o más que irrumpieron en esta segunda residencia.

El último caso se ha conocido estas últimas horas. Según fuentes consultadas por el Diari, unos ladrones entraron en la mañana de la Diada en una vivienda de la calle Josep San Martín, en el barrio de la Llosa.

Allí estaban durmiendo los propietarios cuando los ladrones entraron en la casa y la registraron de forma silenciosa. Los propietarios alertaron a la Policía Local a media mañana y les explicaron que habían sustraído joyas y otros enseres. Las joyas estaban en la habitación donde dormían y de allí se las llevaron mientras estaban en la cama.

Sigue navegando