Costa

Campaña para potenciar el comercio afectado por las obras de la antigua N-340 en Mont-roig

‘Aquí hi ha comerç’ informa a los peatones de los establecimientos que tienen fachada en la zona donde se desarrollan los trabajos

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp ha puesto en marcha una iniciativa con el fin de tratar de combatir el perjuicio que las obras de la avenida Barcelona (la antigua carretera N-340 a su paso por Miami Platja) provocan a los negocios de la zona. El consistorio ha puesto en marcha la campaña Aquí hi ha comerç para informar a los peatones de los establecimientos comerciales que tienen fachada en la avenida, en la zona de las obras.

Según informa el Ayuntamiento, los carteles que se han colocado en cada cruce están pensados «para que los turistas y visitantes que caminan por la avenida conozcan la oferta comercial de cada tramo de calle y se animen a seguir descubriendo el resto de establecimientos».

Además, señala el consistorio, y con el fin de llegar a todo tipo de turistas, se ha reforzado el nombre de cada establecimiento con unos iconos gráficos que son comprensibles internacionalmente. Han incorporado un mapa de ubicación y unas imágenes virtuales que dan a conocer cómo será la futura avenida Barcelona dentro de unos meses, una vez se den por finalizadas las obras que deben integrarla totalmente en el núcleo urbano.

El hecho de que los trabajos se desarrollen también en los meses de temporada alta ha hecho que varios comerciantes lamentaran la afectación que esto está teniendo en sus negocios. Por ello, el consistorio ha tomado medidas y ha impulsado la campaña para promocionar precisamente estos establecimientos, mientras las obras siguen avanzando.

En la última semana, asimismo, se ha cortado el tráfico del vial lateral de la avenida Veracruz hasta la de Cádiz en sentido L’Hospitalet, y se ha eliminado el asfalto de este tramo para seguir con la construcción del colector de aguas residuales. La máquina rasadora encargada de ejecutar las rasad del colector trabaja desde hace unos días desde la plaza Tarragona hasta la avenida Cádiz, entre otras actuaciones.

También siguen los trabajos de soterramiento de las líneas de telecomunicaciones entre la avenida Viena y la de California. Allí, de hecho, ya se ha finalizado la instalación de la nueva cañería de agua potable, según ha informado también el consistorio.

Entre Tarragona y París realizan la excavación para la futura pavimentación; y entre París y viena colocan las tuberías para la recogida del agua de la lluvia. Precisamente por este motivo, las dos avenidas deben cortarse al tráfico de forma puntual.El presupuesto de ejecución de las obras es de 4,49 millones de euros. De la cantidad total, la mitad está financiada por una subvención de la Generalitat.

Sigue navegando