Economía

Fallece el empresario vilasecano Josep Graset

Una larga enfermedad lo apartó de la escena pública. Esta pasada noche de jueves ha fallecido a los 70 años de edad. 

Josep Graset i Forasté (Vila-seca, 1947), Pep le han llamado siempre sus amigos, ha sido toda una institución en su ciudad natal. Apasionado de la cultura, sobre todo del teatro, y del mundo del turismo, donde se ha ganado la vida, Graset fallecía este jueves en el hospital Joan XXIII de Tarragona.

Había sufrido una inoportuna enfermedad hace casi dos años y tras diferentes fases, había recibido el alta y estaba con los suyos en Vila-seca.

Hace unos diez días, tras una recaída de su enfermedad, que le había apartado de la vida pública desde hacía más de un año, volvía al hospital tarraconense, donde su corazón dejó de latir en la noche del jueves.

Josep Graset marcó huella como concejal de su ciudad durante dos legislaturas, de 1999 a 2007. En estos años fue el presidente del Patronat de Turisme.

El cargo le permitió gestionar sus dos grandes pasiones: la cultura y la tradición de las fiestas mayores de Vila-seca y La Pineda; y el turismo, donde tenía mucho que decir desde sus vastos conocimientos del sector apartamentista y del turismo en general.

Antes de saltar a la política y tener cargos de responsabilidad en el mundo del turismo, Graset sembró la semilla del teatro en Vila-seca. En los años 60, él motivó a un grupo de jóvenes para hacer teatro. Aquella "familia" se atrevió con los clásicos catalanes como la Esquella de la torratxa, de Serafí Pitarra, o el humor surrealista  de Tafalitats, de Karl Valentin.

Aquellos brotes culturales tuvieron una época de inactividad hasta que en 1992, con el nombre de La Tramoia y bajo la dirección de nuevo de Pep Graset renacía hasta hoy, que la compañía vilasecana cumple el 25 aniversario.

La huella de Graset, a pesar de dejar en buenas manos el relevo en la compañía, siempre ha estado en el alma de esta compañía local.

Tras desvivirse por su gran pasión, el turismo reclamó sus conocimientos para modernizar aquel sector en el que se ganaba la vida: los apartamentos turísticos. Fue presidente de la Associació d'Apartaments Turístics de la Costa Daurada durante 17 años, defendiendo las necesidades de un mercado cada vez más asentado en la Costa Dauirada.

El funeral será el viernes a las 10 de la mañana

Su mandato terminó el 15 de diciembre de 2015, ocho días antes de cumplir los 68 años. Le relevó Joan Calvet. Antes, en 2013, dejó en manos de David Batalla, la presidencia de la Federació Empresarial d'Hosteleria i Turisme de Tarragona (FEHT).

Desde 2007, Graset era miembro del comité ejecutivo y del pleno de la Cambra de Comerç de Tarragona por el epígrafe vinculado al sector turístico. El 12 de diciembre de 2011 fue galardonado con la Medalla de Turisme que otorga la Generalitat a profesionales, empresas y entidades del sector que han contribuido al desarrollo turístico de Catalunya.

Su muerte ha dejado consternada a gran parte de Vila-seca, puesto que Graset era un hombre que se dejaba querer y siempre transmitía un humor y alegría fácilmente contagiosa.

Las condolencias no se han hecho esperar a su familia. El viernes se celebrará el funeral en la iglesia de Sant Esteve a las 10 horas.

Aunque el día ha amanecido triste, nadie puede pensar en Josep Graset, Pep para sus amigos, sin recordar su característica sonrisa dibujada en sus labios.

Sigue navegando