Costa

La concejal de ERC de La Bisbal dice que tenía permiso para no pagar el agua

El PDeCat, en el gobierno lo niega y pide a Pilar Verdum que muestre ese documento

ERC de la Bisbal del Penedès, en la oposición, niega las acusaciones del PDeCat, en el gobierno, contra la concejal republicana Pilar Verdum, a quien acusan de un fraude con el agua.

El partido de Verdum señala, como ya hizo la propia concejal, que el pozo que conectó a su vivienda, estaba en su propiedad. Ese pozo es el que también nutría a la urbanización de La Masieta.

Cesión a cambio de gratuidad
ERC explica que el pozo lo construyó y pagó la concejal Verdum en 1986. Debido a la falta de agua en la urbanización, «cedió gratuitamente al Ayuntamiento la explotación, a cambio de conservar el uso de agua particular». A ese acuerdo habría llegado con el ex alcalde, ya fallecido, Joan Poch. El partido republicano pone de testigo de ese acuerdo a una funcionaria de la época.

También señala que para la cesión se firmó un documento, rubricado por el entonces alcalde, según el cuál la custodia y mantenimiento del pozo correspondía al Ayuntamiento y que Pilar Verdum quedaba exenta de pagar el agua.

Añade que las compañías que posteriormente han gestionado el agua en La Bisbal (Beraya, Sorea y Aqualia) conocían el acuerdo y no colocaron contadores en la vivienda de la concejal ni emitieron facturas a Verdum.

'¿Y el documento?'
Pero el PDeCat señala que Verdum era propietaria del pozo «hasta que lo cedió al Ayuntamiento» y que en un documento de 2003 la actual alcaldesa Agnès Ferré (PDeCat) firmó un acuerdo de cesión sin contemplar contrapartidas de exención de pago del agua para la concejal.

El Ayuntamiento explica que cuando comenzaron a surgir las urbanizaciones en el municipio eran las asociaciones vecinales quienes construían los pozos y depósitos, además de gestionar el servicio. Cuando se estableció el cobro del canon en el recibo, las asociaciones pidieron al Ayuntamiento que asumiese la gestión «y también lo hizo La Masieta».

El PDeCat ya pidió la dimisión de Verdum al comprobar en una inspección que había una canalización directa del pozo a su entonces vivienda sin pasar por el contador. El partido en el gobierno pide a la concejal que muestre el documento que la exime de pagar el agua.

La cesión del pozo «no fue un regalo de Verdum a La Bisbal. El Ayuntamiento asumió la gestión del servicio del agua de la Masieta con unas deficientes infraestructuras», dice el PDeCat.

Noticias relacionadas:

https://www.diaridetarragona.com/costa/El-PDeCAT-acusa-a-una-regidora-dERC-de-la-Bisbal-de-no-pagar-els-rebuts-de-laigua-20180904-0041.html

Sigue navegando