Costa

Marcha contra las agresiones machistas en la vía verde del Vendrell

Un intento de violación y la presencia de un exhibicionista han suscitado la alarma entre los usuarios de ese camino

Poder ir sin miedo por la vía verde de El Vendrell y por cualquier  rincón no sólo de la localidad, sino en todos los lugares.

Pero la marcha ayer era por la vía verde que une el núcleo urbano de El Vendrell con la zona de playas. En las últimas semanas han habido dos agresiones machistas a usuarias de ese camino.

Vecinos de El Vendrell mostraron la repulsa contra las agresiones y exigen medidas para intentar evitar que se repitan y, en todo caso, que haya penas contundentes contra los acosadores y agresores.

Las dos agresiones han sido un intento de violación y la presencia de un acosador y exhibicionista que además de agredir verbalmente a mujeres se masturbaba ante ellas.

Los dos casos han levantado la alarma entre los muchos vecinos que caminan, corren o van en bicicleta por ese trazado.

Un detenido

Según ha podido saber el Diari, por el caso del intento de violación los Mossos d’Esquadra detuvieron hace unos días a una persona, aunque se desconoce si finalmente fue el agresor.

Respecto al mirón, acosador verbal y exhibicionista, tras las denuncia que las víctimas pusieron en los Mossos, una patrulla de la Policía Local acudió a la zona pero ya no encontró a nadie. 

Los participantes en la marcha contra la violencia machista en el vía verde de El Vendrell señalan que las dos últimas agresiones «se suman a otras, habituales, que sufrimos las mujeres en la vía verde y otras calles y caminos». Una  situación que genera inseguridad y miedo. Pero la marcha también critica la pasividad de las administraciones.

El concejal de Gobernación, Rafel Gosalvez, señala que «se han tomado medidas para intentar dar seguridad a la zona». Aunque apunta a la dificultad de controlar un trazado que tiene unos tres kilómetros y que transcurre en muchos de sus tramos por entre campos y alejado de zonas urbanas.

Los participantes en la marcha piden que haya patrullas de vigilancia y ya hace meses que plantearon instalar iluminación en el trazado. El Ayuntamiento lo desestimó por el elevado coste que tendría. 

«Salgamos del papel de ser víctimas eternas que esperan respuestas que no llegan», reclaman los manifestantes.

Respuestas

Tras las agresiones y lo que los participantes consideran una falta de respuesta de las administraciones, diferentes colectivos, entidades y partidos políticos constituyeron una mesa para analizar y proponer diferentes medidas que podrían implantarse para hacer frente a las agresiones machistas no sólo en la vía verde sino en todo el municipio.

En este sentido se planteo desde que en horarios de oscuridad los autobuses pudiesen realizar paradas entre las paradas establecidas, que se implemente en el municipio una aplicación para teléfonos móviles que pueda lanzar a la Policía Local una llamada de alarma inmediata y geolocalizada y que se impulsen programas y campañas de concienciación contra las agresiones machistas.

Sigue navegando