Costa

Mont-roig ya cuenta con 13 desfibriladores

Los aparatos se han instalado en puntos estratégicos y de gran afluencia de vecinos de la localidad

El departamento de Salut Pública del Ayuntamiento de Mont-roig del Camp ha ampliado hasta 13 el número de desfibriladores instalados en el municipio para dar asistencia a los vecinos que puedan sufrir una posible parada cardiorrespiratoria.

Los aparatos se han ubicado en puntos céntricos y con una gran afluencia de gente, de práctica deportiva o espacios frecuentados por personas que tienen el riesgo de padecer una parada. 

Los desfibriladores se han instalado en los núcleos de Mont-roig y Miami y dos urbanizaciones. La previsión para este 2018 es la de continuar colocando los dispositivos en el resto de puntos de las dos localidades. Con esta acción, Mont-roig del Camp se convierte en un municipio cardioprotegido.

Disponible para entidades

Por otro lado, el consistorio ha cedido dos aparatos al Centre d’Atenció Primària de Mont-roig y a la Policía Local para que los puedan llevar en sus unidades móviles para los casos urgentes.

Además, hay otro en las instalaciones del ayuntamiento que está disposición de las entidades culturales, sociales y clubes deportivos que lo pueden utilizar en caso de necesidad o lo pueden solicitar de forma esporádica cuando tengan que hacer desplazamientos fuera de la localidad. 

Los desfibriladores son muy fáciles de uitlizar y garantizan que, a pesar del estrés del momento, cualquier persona lo pueda usar correctamente y dar la primera asistencia vital al afectado. 

Sesiones formativas

El sistema de uso es muy fácil, desde el área de Sanidad organizan de forma periódica sesiones formativas para que los vecinos adquieran el conocimiento y la confianza necesaria para poder utilizar el desfibrilador en caso de urgencia y no de dejarse llevar por el pánico.

Las personas interesadas en esta formación pueden ponerse en contacto con el departamento, que le facilitará la información. 

El DEA (Desfibrilador externo automático) es un dispositivo que analiza y busca ritmos cardíacos desfibrilables, notifica al rescatista si existe la necesidad de una desfibrilación y, de ser así, aplica una descarga.

Cuando se usa en personas que no responden, el aparato es la opción más segura para reanimarles, ya que toma las decisiones relacionadas con la aplicación de una descarga en función del ritmo cardíaco de la víctima.

Sigue navegando