Costa

Persecución de película de un conductor ebrio en Bellvei

El joven se saltó un control, circuló de forma temeraria y golpeó a un coche de Mossos antes de ser arrestado. Triplicaba de largo la tasa de alcoholemia. El juez lo ha puesto en libertad con cargos

Mossos d'Esquadra del área Regional de Trànsit detuvieron este domingo en Bellvei (Baix Penedès) a un hombre, de 21 años, de nacionalidad española y vecino de L'Arboç, como presunto autor de un delito de conducción temeraria, conducir bajo los efectos del alcohol, un delito leve de daños y un delito de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad. 

Los hechos tuvieron lugar por la mañana en el marco de un control de alcoholemia situado a la carretera C-31 en El Vendrell. Un agente ordenó a un vehículo que se parara en la zona prevista para hacer las pruebas, pero el conductor del turismo hizo lo contrario: aceleró para huir del lugar. 

Una de las patrullas salió detrás del conductor con luces y sirenas ordenando con las señales que parara el vehículo.

El conductor, lejos de frenar y parar el coche, piso el acelerador y empezó a circular sin respetar las señales de tráfico ni al resto de vehículos de la carretera. 

Salió de la C-31 y entró en la N-340 hasta llegar al núcleo urbano de Bellvei. La patrulla de de Trànsit consiguió colocarse junto al conductor fugado a la altura de la calle Martí Pol.

Entonces, el conductor del vehículo, al igual que en las películas, dio un volantazo hacia el vehículo policial, con el que chocó en la parte delantera.

A diferencia del cine, en este caso al infractor se le paró el coche. Nadie resultó herido en esta colisión adrede.

Los agentes bajaron del coche e identificaron a los dos ocupantes del vehículo. En las pruebas de alcoholemia, el conductor dio positivo con una tasa de 0,82 mg/l, algomás de tres veces más de la permitida que está establecida en 0,25 mg/l.

El detenido ha pasado hoy a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Vendrell y ha quedado en libertad con cargos.

Sigue navegando