Costa

Torredembarra vive su fiesta grande en honor a Santa Rosalia

Muchos de los torrenses y los visitantes finalizan las celebraciones en playa visualizando el castillo de fuegos 

El día de Santa Rosalia es el día grande para los torrenses y eso se nota en las calles del municipio. La emoción de este día se vive fuera de las casas y se puede percibir intensamente en el ambiente.

La Fiesta Mayor de Torredembarra son unas fechas que los torrenses esperan durante todo el año y que, cuando finalmente llegan, se quieren disfrutar por todo lo alto. ¿La mejor manera para esto? Disfrutar del día de Santa Rosalia, de la patrona de Torredembarra, como si no hubiera un mañana.

El día ha empezado desde temprano con las tradicionales Matinades, que comenzaron a las ocho de la mañana y recorrieron diversas calles del municipio desde la calle Major hasta la plaça de la Vila.

A esto les siguieron los Matinales del Seguici Popular que, como es costumbre durante las fiestas, despertaron a algunos vecinos que salieron al balcón de sus casas para poder vivir el inicio del día de la patrona del municipio.

Uno de los actos programados que más sensación causa para los torrenses, por su nivel emotivo, es la ofrenda floral en el altar de Santa Rosalia en l’Església parroquial de Sant Pere Apòstol justo después del oficio de Fiesta Mayor.

FOTO: Alba Mariné

Antes de empezar el oficio, y una vez toda la corporación municipal entra en la iglesia, todos los elementos del Seguici Popular actúan todos a la vez fuera del recinto eclesiástico.

La mañana empezó temprano para tener su punto álgido durante el medio día, y después del oficio y la entrega floral a la patrona, en la plaça del Castell con los Pases de Lucimiento de los diferentes elementos del Seguici Popular y después con la representación del Ball Parlat del Ball de Diables de Torredembarra.

FOTO: Alba Mariné

Siguiendo con los Balls Parlats, a las siete de la tarde en la calle Ample fue el turno del Ball de Serrallonga de representar su Ball Parlat. Y, seguidamente, a las ocho de la noche en la plaça del Castell el Seguici Popular volvió a tener el papel protagonista con su pase acompañado por la Fanfara de Torredembarra. Justo al finalizar, se llevó a cabo la Carretillada del Ball de Diables de Torredembarra, un evento que, como siempre, reúne a mucha gente y despierta grandes pasiones entre los más pequeños.

El gran final de las Fiestas

Muchos torrenses y visitantes se reuniran esta noche en diferentes localizaciones de la playa de Torredembarra para tener una buena vista del castillo de fuegos artificales que cada año da por finalizada la Festa Major de Santa Rosalia.

Para los torrenses, no hay mejor manera de acabar unos días de fiesta tan intensos que con fuegos artificiales sintiendo la brisa marina acompañados de sus amigos y/o familiares. Después de los fuegos, se lleva a cabo el acto de dar el chupete a la Mulasa y dar las buenas noches a las bestias llevándolas a dormir al local, la Rata. 

Sigue navegando