Costa

Units pel ball de Calafell pide pista para que la fiesta no pare

Deben dejar la carpa junto al pabellón pero al antiguo mercado todavía no está acondicionado

Llevan años juntándose para bailar. La entidad Units pel Ball de Calafell es una de las que agrupa a más vecinos en el municipio. Además del baile, es un punto de encuentro y para entablar amistades.

En la carpa anexa al pabellón Joan Ortoll celebran desde hace años sus bailes principalmente las tardes de los domingos. 

Obras
Pero debido a las inminentes obras en el pabellón para substituir la cubierta de amianto, mejorar la instalación y acondicionar el aislamiento respecto al teatro anexo, pero que comparte el mismo edificio de que la pista deportiva, Units pel Ball debe dejar esa carpa.

Los miembros de la entidad temen quedarse sin lugar en el que bailar. Además del miedo a quedarse sin su pista de baile,  tienen 20 músicos contratados para los próximos meses. La nula información que, dicen, han recibido del consistorio les alarma porque las obras en el pabellón está previsto que comiencen este mes.

Alternativa
El alcalde Ramon Ferré explicó que ha sido recientemente cuando el Ayuntamiento ha tenido el calendario de las obras y que ya se han buscado espacios alternativos para todas las entidades que utilizan el pabellón para bailar o entrenar.

La carpa anexa a la instalación debe ser desmontada para facilitar los trabajos en el pabellón. No podrá trasladarse a ningún otro lugar ya que el Ayuntamiento señala que presenta deficiencias y ya ha finalizado su vida útil.

Antiguo mercado
Ferré explica que la entidad podrá hacer uso del antiguo mercado municipal que ya se conservó con el objetivo de ser un espacio multifuncional.

 Sin embargo no podrá ser de manera rápida. Al menos se tardará dos meses para acabar de habilitar esa instalación. Es necesario colocar pantallas acústicas y una especie de escenario.

En verano
La entidad de baile ya sabía que estaba destinada al viejo mercado, pero esperaban que durante el pasado verano pudiesen hacer uso como se les prometió. Al no haber visto obras, ni podido entrar, temían quedarse sin el espacio para los cientos de miembros de la entidad. 

Otros de los usuarios del pabellón que deberán buscar un equipamiento alternativo son los  equipos de hockey y patinaje. Los de hockey irán al nuevo pabellón de El Vendrell. En su día los equipos de la capital de del Baix Penedès acudieron a la instalación de Calafell mientras su equipamiento estaba en obras.

Petanca
Finalmente el Club de petanca podrá seguir en sus pistas anexas al pabellón. Aunque el proyecto posterior del consistorio es habilitar una veintena de pistas en el terreno que quede libre tras la retirada de las torres de alta tensión que hay junto al equipamiento deportivo.

La reforma de la instalación tiene un coste de 3,5 millones de euros. Además de la cubierta y el aislamiento acústico se mejorarán las pistas deportivas exteriores y eliminarán barreras arquitectónicas y acondicionarán los entornos.

Sigue navegando