Costa

Vallan las pérgolas del lago de Coma-ruga por riesgo de desprendimientos

Los vecinos lamentan la falta de mantenimiento en la zona

Las tres pérgolas de obra que rodean el lago de Coma-ruga, llevan unos días cerradas al acceso del público por riesgo de desprendimientos. Ahora debe hacerse un estudio de la solidez de la estructura para determinar los trabajos de consolidación que serán necesarios.

Los vecinos de la zona dieron la voz de alarma por las grietas que presentan las columnas y la parte superior de la estructura. Aunque no constan desprendimientos, el Ayuntamiento optó por impedir el acceso a esas zonas del lago.

Niños
Son puntos a los que accedían muchos niños para poder observar los peces y patos que nadan en ese estanque en el centro de Coma-ruga y a escasa distancia de la playa.

La cubierta de la fuente también está vallada.

Los vecinos de la zona lamentan el mal estado de la estructura y denuncian lo que consideran una falta de mantenimiento de la zona pese a ser de las de mayor atractivo turístico por la playa y la oferta hotelera.

Inspección
La inspección que realizó el Ayuntamiento a finales de agosto confirmó el deterioro y para evitar riesgos colocó una cinta. Ese cierre se ha remplazado por vallas para evitar que sobre todo los niños puedan acceder a la zona.

Las zonas restringidas al paso son las pérgolas al borde del estanque y la cubierta anexa y que cubre la fuente que nutre al lago.  En este caso las columnas también presentan un estado de deterioro que preocupa a los vecinos.

De momento el Ayuntamiento colocará redes en los puntos más afectados de la estructura para evitar que puedan haber desprendimientos.

Sigue navegando