Deportes

Edgar Badia, el coleccionista de ceros

El meta rojinegro ha conseguido dejar la portería a cero en 73 de los 171 de liga que ha disputado

Existe un aura de salvador en Edgar Badia que se ha instalado sobre su ser desde que pisó el Estadi por primera vez. Probablemente, reciba todos los elogios que merece en cada partido que pasa. Porque a diferencias de en otras ocasiones, a Superman Badia se le procesa un firme respeto desde todos los estamentos del club. De hecho, este año ha sido nombrado capitán y su influencia en el vestuario todavía es más imponente de lo que ya era.

A Badia nadie le ha regalado nada. Todos saben que llegó a Reus en un momento muy delicado de su carrera. En Granada las cosas no habían marchado y no podía aguantar más en el banquillo del filial nazarí. Marchar o estancarse. El meta barcelonense escogió Reus como escenario para relanzar su carrera y su decisión se ha demostrado que no fue errónea.

Badia en una acción de hace dos cursos frente al Tenerife. Foto: Cedida

Esta va a ser su quinta temporada y media en el club. Desde un primer día su rendimiento fue excelso. Tanto en tiempos de sonrisas como de lágrimas siempre ha tenido un impacto capital en el devenir rojinegro. Si el equipo no demuestra fiabilidad defensiva, él aparecía de manera múltiple para salvar al cuadro reusense. Si el equipo saca su versión sólida, Badia aparece cuando debe. A cuentagotas pero de manera determinante. Sin ir más lejos, su actuación frente al Elche se arropó en esta segunda tesitura.

Más allá de sus impresionantes paradas en las que demuestra tener una agilidad y unos reflejos imponentes, Badia también se ha consolidado como uno de los porteros con mejor juego de pies de la categoría. El hecho de ser un portero de estatura normal (1’80 m) tampoco le impide mostrarse seguro en el juego aéreo. Sabe que su altura es una limitación, pero al ser tan consciente de ello elige el momento oportuno en el que abandonar los palos.

Todas estas facetas que domina del juego le han permitido coleccionar partidos sin recibir gol de manera apabullante. Probablemente, presenta unos registros insuperables en toda la historia del club rojinegro. Y es que Badia lleva disputados hasta el momento 171 partidos y ha conseguido dejar la portería a cero en 73 de ellos. Es decir, el guardameta rojinegro se mantiene imbatido en el 0’42% de los partidos o lo que es lo mismo, en casi la mitad de los partidos que ha disputado con el CF Reus no ha recibido gol. Un tangible de locura.

Registros demoledores

La temporada en la que más ceros coleccionó fue en la 2016/2016 en la que logró mantener la portería a cero en 20 de los 41 partidos que disputó. No obstante, sus registros en el resto de cursos tampoco han desentonado en comparación con su tope. En la 2014/2015 acumuló 16 partidos imbatido de 38 choques que disputó; y en la pasada temporada calcó las cifras solo que con dos partidos más a sus espaldas.

Esta campaña ha comenzado con unos registros que invitan a pensar que podemos estar ante otro año estratosférico en cuanto al nivel individual de Badia. En los tres partidos ligueros disputados hasta el momento, el portero catalán ya lleva dos porterías a cero ante el Zaragoza y el Elche. Curiosamente, en ambos encuentros tuvo que aparecer de manera salvadora.  

El guardameta rojinegro se mantiene imbatido en el 0’42% de los partidos

En todo caso, sería injusto valorar el trabajo defensivo del CF Reus desde el prisma individual de Badia. Es evidente su impacto en que el cuadro rojinegro sea un equipo muy sólido desde hace varias temporadas atrás, pero el trabajo colectivo impera para que el cuadro rojinegro pueda presumir de que pasen las temporadas, pasen los jugadores y su capacidad para mantener la firmeza defensiva sea inquebrantable.

Sigue navegando