Deportes

El CF Reus se encomienda a su vieja guardia

Ante la falta de efectivos, el club rojinegro va a volver a depender del rendimiento de futbolistas como Edgar Badia, Jesús Olmo, Fran Carbia....

Nadie dudó en mirar a los ojos  Edgar Badia, Jesús Olmo, Fran Carbia, Ricardo Vaz, David Querol y Vítor Silva cuando el problema de las fichas estalló en Can Reus. 

No fue casualidad que las miradas se dirigieran hacia los rostros más influyentes de la reciente historia rojinegra. Futbolistas descomunales en el césped y que durante todas estas últimas temporadas han demostrado un compromiso inquebrantable con el club reusense. 
Por ello, en tiempos de incertidumbre su presencia genera una relativa tranquilidad. No son futbolistas a los que les guste ser el foco de atención, pero cuando toca serlo no huyen de responsabilidades. 

Ante el Elche, hubo dos de estos cinco jugadores que volvieron a encandilar a una afición que les ve como sus héroes. Probablemente, no hay mayor satisfacción para un hincha que la de sentir a un futbolista como suyo. En el caso de Badia y Carbia esto es así. 

Edgar Badia y Fran Carbia volvieron a emerger en tiempos donde la desconfianza imperaba. Ambos completaron una actuación excelsa. El meta rojinegro volvió a demostrar que es uno de los porteros más fiables de la categoría. Sacó un mano a mano a la altura de muy pocos. Congeló su cuerpo y su mente para aguantar hasta el último instante y sacar un pie que mutiló las esperanzas de sonrisas entre los aficionados ilicitanos.

Carbia, todo corazón

El otro gran héroe de la tarde fue el atacante rojinegro quien desde el costado izquierdo fue un martirio. En una jugada suya plena de verticalidad en la que finalizó con un disparo seco y raso al primer palo encontró el CF Reus una bocanada de aire fresco de tremendas consecuencias. Suyo fue el tanto de la victoria en un gol que celebró con mucha rabia acumulada. Porque Fran Carbia siempre juega con el corazón y cuando los partidos entran en un clima emotivo, siempre hay que contar con él.

Y es que no hay que olvidar que Carbia ha tenido que jugar los dos primeros partidos como delantero, una posición en la que sufrido pero en la que ha conseguido no desentonar gracias a su coraje. 

La buena noticia es que a Badia y Carbia esta semana se le va a unir Jesús Olmo. Otra de las grandes voces autorizadas del vestuario y quien tiene una influencia capital en la filosofía de juego rojinegra. Probablemente, estamos ante uno de los mejores centrales de la historia del club.

Con estos tres futbolistas sobre el terreno de juego es difícil pensar en grandes descalabros. El hincha reusense sonríe cuando ve a tres de sus piezas más influyentes sobre el terreno de juego, quizás porque sabe que el tiempo difumina hazañas, pero mientras ellos sigan allí será más difícil que pueda hacerlo. 

Próximamente, David Querol también estará a disposición de Xavi Bartolo. El delantero reusense ya lleva varios días trabajando con el grupo y su regreso será vital para nutrir de más variantes a una mermada zona ofensiva. Mientras que Vítor Silva mantiene la esperanza de que pueda ser inscrito en el mercado invernal. 

Por su parte, el portugués Ricardo Vaz sigue cogiendo ritmo poco a poco y se espera que su número de minutos en los partidos vaya aumentando de manera considerable durante las próximas semanas. 

El CF Reus se aferra a esos futbolistas que han escrito y están escribiendo las páginas más doradas de la historia rojinegra. Con ellos defendiendo el escudo; no hay imposibles. 

Sigue navegando