Deportes

Fali: "No tenemos palabras para describir lo que ha pasado"

El mediocampista actuó como líder del vestuario y afirmó que "ha sido un día para borrarlo de nuestras cabezas"

Uno de los pesos pesados del vestuario dio la cara tras la estrepitosa derrota del Nàstic ante el Rayo Majadahonda. Fali entró al descanso para “fortalecer el medio del campo”, según Gordillo, pero no consiguió revertir el partido.

"Nos vamos muy fastidiados. Esta no es la imagen que debe tener el Nàstic. Yo soy el primero que me voy jodido a casa, igual que mis compañeros", declaraba un alicaído Fali.

De la misma forma que lo hizo minutos antes Gordillo, Fali lamentó que “no se haya demostrado lo que hemos trabajado durante la semana. Siempre hay un partido malo en la temporada y éste lo ha sido. No tenemos palabras para describir lo que ha pasado”.

Fali habló como siempre, alto y claro. "Ha sido un día para borrarlo de nuestras cabezas porque hace mucho tiempo que no veía un partido así", pero añadió que "nn las malas es cuando se aprecian los compañeros, la gente, la actitud, la familia… A las buenas todo es muy bonito, pero sé que lo vamos a sacar adelante si estamos unidos con la afición. Hay que pensar ya en levantarnos para resurgir más fuerte”.

Precisamente sobre la afición, el mediocampista entendió los pitos del público. “Es normal, la gente se cansa, pero también nos han aplaudido cuando han visto que estábamos sufriendo. Siempre están con nosotros. Les pido que nos animen siempre, pero sé que es difícil".

Bernabé Barragán tuvo por su parte un partido de contrastes. Alguna salida en falso y falta de coordinación con la defensa, aunque cuatro paradas antológicas evitaron que el Nàstic se fuese goleado del Nou Estadi. El portero titular para Gordillo. “Todo el mundo es consciente de que las sensaciones son bastante malas, no hemos reflejado lo que trabajamos día a día con el cuerpo técnico”.

Bernabé, que recibió los elogios del entrenador del Rayo, Antonio Iriondo, no quiso individualizar su actuación para resaltar que “el equipo ha conseguido mantenerse vivo hasta el final gracias a que todos hemos corrido y nos hemos quedado cerca de empatar a pesar de la expulsión de un compañero”.

Por último, Bernabé advirtió que “la situación requiere que se trabaje desde mañana al máximo y nadie tiene que dudar de la plantilla que hay”.

Sigue navegando