Deportes

Jorge Miramón, vuelo imparable

El ex del CF Reus disfrutó como titular de la victoria del Levante ante el Barça, de nuevo como lateral diestro, el rol que le ha encumbrado a la élite

Se había consumido algo más de media hora en el Levante-Barça y pasaban pocas cosas. Los dos equipos bailaban casi en una partida de ajedrez sin resquicios, se analizaban con minuciosidad y esperaban descubrir un camino definitivo. El Barcelona manejaba la pelota, aunque no le preocupaba demasiado al Levante, bien guardado y ordenado, sin pedir alivio.

Jorge Miramón, (Zaragoza, 1989) necesitó ajustar mucho su costado diestro. Se había postulado de nuevo como titular en la alineación de Paco López, que le ha entregado toda su confianza. Miramón no vivía tranquilo porque Griezmann y Semedo precisaban sus combinaciones, casi siempre en superioridad numérica ante el lateral. A los 34 minutos, Griezmann asistió al espacio al carrilero portugués y Jorge cometió penalti. Ni siquiera pidió explicaciones al colegiado. Messi avanzó el Barcelona y el sentimiento de culpa se apoderó de Miramón, que se marchó al intermedio pensativo, consciente de que ese penalti podía definir el partido.

Desde que hace dos años y medio (2016-17) y por necesidad, Natxo González le probó como lateral derecho en el CF Reus, Miramón ha exhibido un progreso asombroso, sobre todo en el apartado emocional. Siente tanta seguridad que se impone a cualquier tipo de contratiempo. 

Desde esa ocurrencia de Natxo, Miramón no se ha movido de un rol que encaja con sus condiciones. Físicamente se trata de un portento, estira al equipo con muchísima determinación. Además dispone de fundamentos técnicos para acabar bien sus llegadas. No se limita a profundizar, siente ambición y calidad para asociarse y tirar centros golosos. Lo que más ha sorprendido tiene que ver con su capacidad para despistarse poco en los regresos. A pesar de que siempre fue un enganche ofensivo en su carrera, las obligaciones defensivas no le han pesado en el nuevo oficio. Y los registros no engañan. Acumula dos cursos consecutivos en Primera con Huesca y ahora Levante. Ha jugado siempre (41 partidos).

Ante el Barcelona, Miramón escapó de las problemas iniciales a lomos de un Levante que firmó un segundo tiempo majestuoso. En media hora le remontó al Barça con una exhibición colectiva de la que participó el lateral, al que no se le recuerda una nueva fragilidad y eso que le tocó bailar de nuevo con parejas de máxima dificultad. Emergió Ansu Fati desde la rotación, no resultó un dolor de cabeza mayor. Jorge andaba desbocado, como el Levante. El 3-1 final desvela el grandísimo nivel de los chicos de Paco López, a los que muchos prefieren quitarles meritocracia desvirtuando el rendimiento del Barça. Anotaron Campaña, Mayoral y Radoja.

Miramón, en su etapa en el CF Reus.

«En el descanso, el míster nos dijo que teníamos que dar un paso hacia adelante, que debíamos ser más ambiciosos. Así lo hicimos y nos salió bien», comenta al Diari Jorge Miramón, justo después del entrenamiento del Levante, que vive un momento dulce tras el éxito ante el Barça. «La gente está ilusionada y el vestuario es muy bueno. En los momentos malos, trabajamos juntos para mejorar», añade.

Jorge asume su progreso como lateral diestro. «En esa posición he conseguido darle un impulso a mi carrera. A veces pienso que me gustaría haberla descubierto antes porque quizás se adapta muy bien a mis virtudes como futbolista», reconoce. Por ejemplo, en el Levante debe competir a diario con un carrilero de postín como Coke Andújar, ex del Sevilla entre otros equipos de prestigio. Los números avalan el rendimiento de Miramón, al que nunca se le han caído los anillos para dar ejemplo en los entrenamientos. Ya en Reus daba auténticas demostraciones en las sesiones. De ahí su triunfo.

Sigue navegando