Economía

AEST, ambición para la mejora de las empresas

Se ha convertido en una entidad vital para el crecimiento de las compañías de servicios

En el último medio siglo Tarragona se ha convertido en un referente internacional dentro de la industria petroquímica. Este complejo sumamente potente, el más importante del sur de Europa, demanda una industria auxiliar de servicios a la altura para lograr la competitividad necesaria a escala internacional.

De esta forma, y en paralelo al crecimiento exponencial del sector petroquímico tarraconense en las últimas décadas, nació un sector de servicios especializado que con los años ha ido alcanzando excelentes niveles de profesionalidad, calidad, seguridad y productividad. La mismas autoexigencia del sector ha contribuido al reconocimiento interno y externo de sus logros.

Las empresas dedicadas a la prestación de servicios industriales afincadas en la provincia han sido, son y serán piezas clave desde hace muchos años en la industria petroquímica instalada en Tarragona. Con los años, la industria de servicios ha visto como una extrema necesidad asociarse para poder hacer frente a aquellos retos en común y lograr mayores éxitos y metas de forma coordinada. La unión hace la fuerza.

Así, en 2006 nació la Associació d’Empreses de Serveis de Tarragona (AEST) que integra a una gran cantidad de firmas dedicadas a la prestación de Servicios de Mantenimiento Industrial y Servicios Auxiliares en general; y que están calificadas por entidad independiente para desarrollar su actividad en las empresas que integran la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT). Un ambicioso proyecto de largo recorrido cuya finalidad resulta la mejora de la competitividad.

Tras una primera etapa de crecimiento y formación de la asociación emergente; otra segunda fase de consolidación y gestión de la crisis, a día de hoy la AEST –con 92 empresas afiliadas– es todo un referente tanto para el sector petroquímico como para otros sectores también implantados en la provincia.

La asociación fue creada con el ánimo de fomentar la cooperación intersectorial de todas las industrias de servicios al sector de la química y las sinergias con las compañías de este motor económico afiliado en la AEQT. Además, con la necesaria consolidación de ambas entidades  dentro del clúster ChemMed Tarragona, referente en el ámbito europeo del sector.

Mantenimiento industrial
Este conjunto de empresas del sector de servicios auxiliares se encarga hoy del mantenimiento industrial que exigen las empresas químicas del Camp de Tarragona, y de los demás servicios auxiliares en general. El sector, en continuo crecimiento trabaja por alcanzar niveles óptimos de competitividad, seguridad, calidad y responsabilidad con el medio ambiente. 

Bajo estas premisas trabajan conjuntamente AEST y AEQT, cuya confluencia se produce en espacios de diálogo permanente, concretamente en las comisiones de trabajo mixtas. Éstas tienen como objetivos avanzar en procesos de información sobre los mejores procedimientos y tecnologías, compartir información, logística y servicios, entre otros, para el beneficio mutuo.

En  2007 vio la luz el primer proyecto de este ambicioso propósito, consistente en un sistema propio de calificación en Prevención de Riesgos Laborales de las Empresas de Servicios. Una vez implantado este, la AEST y la AEQT dieron el siguiente paso en su proyecto conjunto creando en 2011 el Sistema de Calificación en Seguridad de los Profesionales de Mantenimiento Habitual, con la puesta en marcha de un curso de 16 horas que deben superar con éxito todos los empleados de las empresas de servicios. En dicho curso se incluyó una exhaustiva parte práctica.

El fin del programa de seguridad ha sido que las empresas de mantenimiento habitual de la AEST puedan desarrollar sus servicios en el ámbito de la AEQT, sobre todo a través de la mejora de los ratios de accidentabilidad. 

Los excelentes resultados de seguridad alcanzados, refrendados por la espectacular mejora de los índices de accidentabilidad, pusieron de manifiesto que se había alcanzado el primer objetivo, la seguridad,  y se debía empezar a trabajar con el siguiente objetivo establecido: alcanzar la excelencia en el ámbito de la calidad.

Este sistema de garantía de calidad se enfoca a comprobar rigurosamente que se están cumpliendo todas y cada una de las especificaciones detalladas por el cliente para cada trabajo, antes, durante y después de la ejecución del mismo, generando las evidencias documentales suficientes para asegurar su trazabilidad. Además, se ha integrado la actual auditoría AEQT-AEST para la calificación en seguridad de las empresas contratistas.

De cara al futuro, la productividad será el próximo reto a abordar, un nuevo escalón más que superar para acercar a las empresas químicas y de servicios a su ambicioso objetivo: la excelencia y la competitividad sostenida.

Sigue navegando