Economía

"Lo imposible solo es eso que cuesta un poco más"

Entrevista a la nueva presidenta de la Associació d’Empresaris de les Comarques de l’Ebre (AECE) y gerente de la empresa familiar Mobles Polo, de Santa Bàrbara

Maria José Fernández (1969, Santa Bàrbara), es gerente empresarial del negocio familiar Mobles Polo, de Santa Bàrbara (Montsià). Heredó la empresa de ebanistería familiar, donde se dedican a elaborar muebles a medida. Ese cargo la llevó a ser presidenta del Gremi de Mobles de Tarragona des de hace 6 años, y de ahí terminó siendo la primera mujer de la junta del Gremi de Fusters de Catalunya. Actualmente forma parte del Comité Ejecutivo y de la Junta de la Cepta, al igual que del Pepyme, y también forma parte de la Junta de Foment.

Además de todo eso, Fernández continúa al frente de su negocio, por eso decidió aceptar el cargo de presidenta de la AECE con la condición de crear un  buen equipo y poder compartir parte del trabajo. En la junta hay un vicepresidente de cada una de las cuatro comarcas del Ebre. De esta forma, cada uno se ocupa de los temas más generales de su comarca.

Metodología Binacle
Una de las primeras acciones como presidenta de Fernández ha sido organizar, junto a ACCIÓ, un curso de formación con metodología Binacle, que permite, a través del juego y en un ambiente destensado, dejar correr la creatividad y encontrar soluciones inovadoras para las empresas.

Es la primera persona que ocupa la presidencia de la AECE y que no pertence a la comarca del Baix Ebre. ¿Qué cree que implica este cambio?
Para mí es un hecho importante, porque eso implica que nos estamos abriendo un poco más al resto de territorio de les Terres de l’Ebre, y queremos conseguir con eso más presencia del resto de comarcas en la AECE.

Además, es también la primera mujer en ocupar este cargo...
En este aspecto estoy acostumbrada. Por mi negocio llegué a ser la primera mujer de la junta del Gremi de Fusters de Catalunya. Allí me decían, cariñosamente, «una mujer en un mundo de hombres». Para mí no tiene gran importancia. Defiendo la igualdad, pero creo que la verdadera igualdad llegará el día en que lleguemos a una empresa y ya no veamos a un hombre o una mujer, sino a una persona. Cuando no haga falta hacer esta distinción ni resaltar el papel de nadie por su sexo.

Cambio de presidencia y algunas novedades en la junta: ¿qué objetivos persigue la nueva candidatura?
Nuestra línea principal de trabajo es unificar la experiencia de los 21 años en los que la AECE ya lleva funcionando y, a la vez, incorporar la innovación y la apertura a todo el territorio, y a la gente joven y con talento. 

Habla de apertura al territorio, ¿a qué se refiere?
La AECE se constituyó en 1997 en Tortosa porque el gran tejido empresarial se encontraba aquí, pero cada vez están creciendo más las empresas en el resto de comarcas. La Terra Alta ha aumentado en un 41% su tejido empresarial, y en los últimos 20 años el Montsià ha crecido mucho, con empresas grandes y muy potentes. Aún así, la representación empresarial de la Terra Alta, la Ribera d’Ebre y el Montsià en la AECE continúa siendo muy pequeña si la compramos con la del Baix Ebre, y son comarcas con un gran potencial empresarial, que hay que incorporar y apoyar. Eso es lo que queremos cambiar. Creo que si realmente queremos hacer territorio, ganar presencia a nivel de Catalunya, necesitamos estar unidos.

¿La unión hace la fuerza?
Exacto. El objetivo final es que las empresas que se adhieran, y las que ya están dentro, sepan y le den valor no sólo a lo que podemos ofrecer, sino a esa acción conjunta entre todos los que formamos la AECE, entre todos los empresarios que formamos les Terres de l’Ebre. Y además, queremos ir también de la mano de la CEPTA, con la cual la relación es muy buena. Somos organismos independeintes pero queremos ir en una misma dirección. 

También habla de innovación. ¿En qué sentido?
Queremos aportar nuevas ideas y formas de trabajar, ayudar a las empresas a abrir sus mentes, impartir cursos, ayudarles a conseguir subvenciones, entre muchas otras cosas. Recientemente, por ejemplo, hemos realizado un curso, juntamente con ACCIÓ, a través de la metodología Binacle, una metodologia de innovación a través de la cual, en forma de juego, se persigue el objetivo de llegar a nuevas soluciones para los problemas, soluciones creativas y diferentes. Se trata de arriesgar. Porque creo que lo imposible es sólo eso que cuesta un poco más, eso que otros antes no han llegado a probar.

Uno de los grandes potenciales de les Terres de l’Ebre es el turismo. ¿Qué línea sigue este sector y cómo ve su futuro?
En este territorio se ofrece un turismo de calidad, más que de cantidad, y creo que es la línea que hay que seguir. La gente que viene da valor a estas cosas, al territorio y sus encantos, y son respetuosos con el entorno y la gente, algo que creo que es de las cosas más importantes a conservar. Un turismo de calidad y respetuoso, sin masificaciones.

¿En qué otros sectores se detecta un crecimiento?
El sector del mueble está despegando después de años de crisis, igual que el sector de la construcción. Además, la agricultura ha crecido mucho en la Terra Alta en los últimos años.

Aumentan los emprendedores. ¿Se está consiguiendo parar así esa fuga de talento que veníamos detectando desde hace ya unos años?
Éste es uno de nuestros principales objetivos, conservar el talento. El talento es la cosa más importante en una empresa y en un territorio, porque es lo más difícil de encontrar. Queremos evitar que profesionales jóvenes y bien formados tengan que irse fuera. Queremos mostrarles sus posibilidades y ayudarles a conseguirlas. Que vean que pueden quedarse en un terriotrio donde la calidad de vida es excelente y, a la vez, que desde aquí pueden llegar a cualquier parte del mundo. Actualmente, con la digitalización, pueden crear y llevar desde aquí su negocio y también estar presentes donde quieran. Les ofrecemos asesoramiento, información y muchas posibilidades.

Sigue navegando