Naltros

Vive despacito

Filosofía sin prisas. El ‘slow’ cada vez llega a más ámbitos y se puede encontrar en numerosos sectores en la provincia

El movimiento slow, como su nombre indica, gana terreno poco a poco y ya va más allá de la alimentación, sector que le dio el nombre y que nació como contraposición al imperio de la comida rápida. El arte de vivir despacio es posible cuando se viaja, sin presiones y también a la hora de vestirse con ropa atemporal y de cuidarse la piel, con cosmética natural, una filosofía que entraña sostenibilidad y una vida más saludable. En la demarcación existen todas estas posibilidades, por lo que cambiar el estilo de vida puede ser una realidad.

Xavier Fabra, propietario del restaurante Quinta Forca (www.quintaforca.cat), en Nulles, es el coordinador de Catalunya de Kilómetro cero (Km 0), que como explica «es una pequeña rama del Slow Food». Este chef cuenta que «el movimiento nació en Italia en los años 90 fundado por Carlo Petrini, a causa de la preocupación que generaba el fast food». Y un grupo de cocineros lo importó a Catalunya tras visitar la feria Terra Madre que se celebra en Turín. «La esencia del Km 0 es recuperar las tradiciones de la comida que nosotros hemos conocido siempre. Implica conocer un territorio, qué se hace, sus productores y comprometerse a comprarles regularmente el producto que hacen, siempre que cumplan unos parámetros». A saber, «de temporada. No comeré cerezas en este tiempo porque vendrán de otra zona», explica Xavier Fabra. «Mi cocina -continúa- se basará en este producto de territorio, que estará en su mejor momento, libre de elementos químicos, que sea ecológico y mis platos no tendrán otros alimentos que no cumplan estos requisitos».

El chef Xavier Fabra, de Quinta Forca, preparando una de sus creaciones. Foto: Lluís Milián.

Km 0 supone también comprar directamente al payés, sin intermediarios. «Panaderos, ganaderos, viticultores... cuando llegué a Quinta Forca era complicado encontrar payeses que hicieran fruta y huerto. Y ahora hay una muy buena red de productos, que estamos ampliando», detalla. Los restaurantes que pertenecen a Km 0 de la demarcación son Lola Bistro (Altafulla), El Llagut (Tarragona), Quinta Forca (Nulles), Casa Gallau (Cambrils), Sant Francesc (Montblanc), L’Antic Molí (Ulldecona, con una estrella Michelin), Amaré (Roquetes), más dos nuevos que entrarán este año.

Moda atemporal y viajes

Si la alimentación es importante, la piel no lo es menos. Las claves del slow fashion son apostar por prendas atemporales, confeccionadas sin componentes nocivos. Gloria Figueres, responsable de la tienda Blaugap, en Reus (www.blaugap.com/es/) ofrece en su establecimiento «ropa orgánica, elaborada con algodón cultivado sin pesticidas ni tóxicos. También favorece al medio ambiente y a la persona que la lleva puesta».  

La producción slow es menor que la de las grandes firmas y son unidades limitadas. Gloria explica que «nuestros proveedores tienen que tener el certificado GOTS», lo que garantiza una ropa producida con comercio justo, salarios y horarios regulares, entre otras cosas. «Se puede incluir un 5-8% de elastano, pero hay quien no lo puede llevar», Por ello, se preocupa de tener tejidos indicados para todo tipo de sensibilidades y para personas que «quieren vestir sano. Tenemos clientes que padecen Sensibilidad Química Múltiple, que no toleran nada químico. Otro tema es el de la electrosensibilidad, que se sufre a causa de wifis, radiaciones y campos magnéticos, a quienes les puede afectar el poliéster». 

Las autocaravanas de Nature Rolling para disfrutar de un viaje tranquilo y placentero. Foto: Cedida.

Blaugap también presenta ropa deportiva alternativa a los tejidos sintéticos, de lana merino y seda. «La ventaja es que como son de lana, esta repele los malos olores, por lo que no huelen a sudor. Esto conlleva que no se tenga que lavar cada día, lo que a su vez repercute en una mejora sobre el medio ambiente. Además, regula el calor corporal», relata Gloria.

Disfrutar de la nieve en invierno aparcando a pie de pista o de una larga ruta por los castillos del Loira en verano son algunas de las posibilidades del slow travel con las caravanas de Nature Rolling, de Torredembarra (naturerolling.com). Su propietario Richard Santos comenta que «ayudamos a los clientes para que su viaje sea lo más tranquilo posible. Les hacemos un cursillo para que conozcan todos los elementos de la autocaravana, les aconsejamos para circular y también para organizarse la ruta, si no saben dónde ir».

Los viajeros emprenden ruta con una guía de estacionamiento para toda Europa y una aplicación que les orienta sobre dónde dormir, abastecerse de agua, depósitos, etc. «Son, sobre todo, familias con niños, que tienen muchas ganas de viajar de esta manera pero que en ocasiones no lo han hecho nunca antes. Y también les facilitamos asistencia si la necesitaran, aunque para minimizar el riesgo trabajamos con vehículos nuevos». Una de las rutas propuestas sale desde Torredembarra hasta el País Vasco. Richard explica que «la primera noche les propongo que paren en el desierto de las Bardenas Reales. Hay casas cuevas y está siempre muy despejado por lo que es una noche de ver estrellas. Después continúan hasta el destino».

Cosmética natural y ecológica

«Somos lo que comemos y lo que nos ponemos en la piel, que es el órgano más grande del cuerpo», manifiesta Conxita Montecino, de la firma Maria Davik. Esta tortosina decidió hacer un cambio de vida y dejar a un lado el estrés. Creó la firma de cosmética natural y, paso a paso ha ido creciendo, siempre valorando las relaciones personales y cómo a los clientes les sientan sus productos.

El producto estrella de la firma Maria Davik, natural y ecológica, es la crema hidratante con protección social. Asimismo, su creadora también puso en el mercado una para las manos porque «a cierta edad aparecen manchas en las manos, además de en la cara». Antiarrugas, serum, limpiadora facial y exfoliantes son otros de los artículos que ofrece esta marca tortosina, que vende en toda España y actualmente trabaja para colocarse en el mercado internacional.

La firma Maria Davik dispone de 14 productos (www.mariadavik.com/es) entre los que destaca la crema hidratante con protección solar. «Conseguí que te deje la piel confortable, que hidrate, proteja y nutra. Y ahora es el top de ventas», cuenta Conxita. Todos sus artículos están elaborados con ingredientes naturales y con un alto componente de elementos ecológicos. «Depende de qué aceites utilices cambia el producto final que ofreces, cambia la textura. Cambia mucho un aceite de almendras dulces ecológico del que no lo es. Todo lo que hay en nuestras fórmulas tiene que ser vegetal, por eso es cosmética natural. Y una certificadora garantiza al usuario final que el artículo es real», asevera. 

Sigue navegando